12 marzo 2006

APARTADO DE SU LABOR UN PÁRROCO DE NAVARRA POR DENUNCIAS DE ABUSO A MENORES



trato sospechoso con los niños que acudían a la catequesis

El Arzobispado expresa su "reprobación sin paliativos" de lo ocurrido y pide "perdón" a los niños y a las familias afectadas

El Arzobispado de Pamplona ha apartado de su labor al párroco de Barasoain tras ser denunciado por varias familias de esta localidad navarra por el trato sospechoso que mantenía con los niños que acudían a la catequesis.

El delegado del Gobierno en Navarra, Vicente Ripa ha declinado facilitar información sobre este suceso al haber decretado el juez el secretario del sumario después de, al parecer, imputar al sacerdote un presunto delito contra la libertad sexual.
En un comunicado, el Arzobispado expresa su "reprobación sin paliativos" de lo ocurrido y pide "perdón" a los niños y a las familias afectadas. "En estos momentos hemos celebrado ya una entrevista con los padres de los niños y con el Consejo Parroquial para expresarles estos sentimientos".

Tras anunciar que a partir de ahora otro sacerdote se hará cargo de las parroquias, pide a los "fieles cristianos que acojan con confianza al nuevo párroco y eviten todo aquello que pudiera agravar las malas consecuencias de unos hechos que todos deploramos y condenamos".

Desde el Arzobispado se limitaron al contenido del comunicado sin querer precisar más circunstancias relacionadas con el suceso, que conoció cuando ya habían sido presentadas las denuncias ante la Guardia Civil de Tafalla por parte de varias familias de menores alarmadas por lo que estos referían de las clases de catequesis.

Información extraida de: La Rioja

No hay comentarios: