30 marzo 2006

DOS DROGAS DAN ESPERANZAS EN LA LUCHA CONTRA EL SIDA



Los condones y los consejos han fallado en detener el sida. Los científicos han buscado por mucho tiempo una forma de detener su diseminación pero no hay una vacuna a la vista.

Ahora, 25 años después que los primeros casos surgieron, creen que están a punto de determinar que dos drogas ya usadas para tratar las infecciones del virus HIV del sida también pueden ayudar a prevenirla.

La evidencia hasta ahora es sólo de experimentos con monos pero el último estudio fue tan prometedor que los funcionarios la semana pasada indicaron que ampliarían las pruebas iniciales en hombres y mujeres en alto riesgo alrededor del mundo.

"Esta es la primera medicina que he visto en estos momentos que creo que realmente podría tener un impacto en la prevención", declaró Thomas Folks, un científico que investiga el sida. "Si funciona, podría distribuirse rápidamente y controlar la epidemia".

EL virus del sida contagia a 10 personas cada minuto, cinco millones todos los años. Los estimados globales son que más de 40 millones de personas tienen el virus.

Si las pruebas muestran que las drogas funcionan, podrían darse a personas con altos riesgos de HIV, desde hombres homosexuales en ciudades de EEUU hasta mujeres en Africa.

Las drogas sólo se darían a personas junto con asesoría y condones, además de pruebas regulares para asegurar que no han sido infectados. Los funcionarios de salud también piensan que la estrategia tiene potencial para usarse en más personas, aparte de hombres homosexuales.

"Necesitamos información sobre si este método es seguro y efectivo" antes de recomendarlo, indicó la doctora Susana Buchbinder, quien dirige un estudio en San Francisco.

Las drogas son Tenofovir (Viread) y Emtricitabina, o FTC (Emtriva) que se venden en combinación como Truvada, por Gilead Sciences Inc, una compañía de California mejor conocida por inventar el Tamiflu, una droga prometedora contra la gripe aviaria.

A diferencia de las vacunas, que trabajan a través del sistema inmunológico --que el mismo HIV destruye-- las drogas del sida simplemente evitan que el virus se reproduzca. Ya se usan para prevenir infecciones en trabajadores de hospitales que han sido accidentalmente expuestos al HIV.

Tomarlas diaria o semanalmente antes de ser expuestos al virus --el cronograma exacto no se conoce aún-- podría evitar la infección, así como tomar los medicamentos de malaria por adelantado puede prevenir esa enfermedad cuando alguien sea mordido por un mosquito infectado, según creen los científicos.

Los estudios con monos sugieren que tienen razón.

Específicamente, seis monos macacos recibieron las drogas y luego fueron expuestos a una mortífera combinación de virus de sida de monos y humanos administrados en dosis rectales para imitar como el germen se transmite en los hombres homosexuales.

A pesar de 14 exposiciones semanales al virus, ninguno de los monos se infectó. Todos menos uno de otro grupo de monos que no recibieron las drogas, sí se infectaron, generalmente después de dos exposiciones.

Información extraida de: Nuevo Herald

No hay comentarios: