12 marzo 2006

EL PRESIDENTE DE LA CONFERENCIA EPISCOPAL DE EUU ES ACUSADO DE ABUSOS SEXUALES




El presidente de la Conferencia Episcopal
de EEUU, el obispo William Skylstad.


por actos cometidos en la década de los 60

La archidiócesis de Boston acepta indemnizar a un grupo de 88 personas que afirman haber sufrido abusos sexuales de sacerdotes


El presidente de la Conferencia Episcopal de EEUU, el obispo William Skylstad, ha sido acusado de supuestos abusos sexuales cometidos contra una menor. La diócesis de la ciudad de Spokane, en el estado de Washington, ha emitido una declaración en la que el obispo rechaza la acusación de los supuestos abusos, que presuntamente se cometieron durante la década de los 60. "He respetado mi promesa de celibato hecha cuando se me ordenó como diácono hace 47 años", recalca Skylstad.

Fuentes judiciales señalan que la víctima, que tenía menos de 18 años cuando supuestamente tuvieron lugar los abusos, ha denunciado que los hechos se produjeronen la Universidad de Gonzaga, donde Skylstad estudió entre 1962 y 1966. La diócesis de Spokane señala en la declaración que seguirá sus procedimientos internos para investigar las acusaciones y que ya ha informado al Vaticano al respecto.

Acuerdo entre la archidiócesis católica de Boston y víctimas

La denuncia contra Skylstad, de 72 años, se dio a conocer poco después de que la archidiócesis católica de Boston (en el estado de Massachusetts) acordara pagar una media de 75.000 dólares (63.000 euros) por persona a un grupo de 88, que afirmaron haber sufrido abusos sexuales cometidos por sacerdotes.
La denuncia contra el presidente de la conferencia episcopal también se ha producido dos días antes de expirar un plazo para que se presentaran pruebas en torno a denuncias de abusos similares que habrían cometido clérigos de la diócesis de Spokane.

El mes pasado la diócesis, que se declaró en bancarrota debido a las denuncias, ofreció a 75 víctimas de pederastia un acuerdo extrajudicial por 45,75 millones de dólares. La archidiócesis de Boston ya había llegado a un acuerdo con un primer grupo de 540 víctimas a las que se abonó, alrededor de 153.000 dólares a cada una.

Casi todas las diócesis salpicadas

El escándalo de los abusos sexuales en la Iglesia católica en EEUU, que salió a la luz pública hace tres años en el arzobispado de Boston, ha salpicado a casi todas las diócesis estadounidenses. Kelly Lynch, portavoz de la archidiócesis, señaló que los mediadores entre las víctimas de Boston y la iglesia determinarán la cantidad específica que recibirá cada víctima en función de la gravedad de los hechos en cada caso.

La archidiócesis se ha enfrentado a una fuerte presión financiera que le ha obligado a cerrar alrededor de 60 iglesias desde que estallara el escándalo. Desde las primeras demandas por ese tipo de delitos, en 2002, se han presentado miles de nuevos casos de abuso sexual en niños y jóvenes contra varias diócesis a través de todo el país.

Información extraida de: La Rioja

No hay comentarios: