10 marzo 2006

JUSTICIA RECTIFICA Y DICTA UNA ORDEN PARA ACLARAR QUE "PADRE" Y "MADRE" SIGUEN EN LOS REGISTROS



Sólo los matrimonios del mismo sexo utilizarán los términos «cónyuge» y «progenitor/a»; el resto podrá seguir utilizando los términos tradicionales

MADRID. Los términos «padre» y «madre» y «marido» y «mujer» no desaparecerán de los modelos oficiales de las inscripciones de nacimiento y matrimonio, ni tampoco de los libros de familia que se asientan en los registros civiles. Seguirán siendo utilizados por los matrimonios heterosexuales y convivirán con otros términos como «cónyuge» y «progenitor/a» que se emplearán para los matrimonios del mismo sexo.

Así lo anunció ayer a través de una nota de prensa el Ministerio de Justicia, cinco días después de publicar en el Boletín Oficial del Estado (BOE) una orden en la que, en su artículo 4 (refiriéndose a la inscripción de nacimiento), mantiene textualmente que «la expresión «padre» se sustituirá por la de «progenitor A» y la expresión «madre» por la de progenitor B»». Justicia explica en su nota de ayer que «ha dictado una orden por la cual se ratifica y aclara la modificación, publicada en el BOE del viernes 3 de marzo».

«Aclaración a las dudas»

La nueva orden, según el Ministerio, «se plantea como una aclaración a las dudas surgidas ante la medida, sin variar la esencia de las modificaciones publicadas» el pasado día 3. En ella se «reitera» que en los modelos oficiales de inscripción de los registros civiles, y en los libros de familia, se «mantendrán las actuales denominaciones de «marido» y «mujer» o «padre» y «madre» para los supuestos de matrimonios o progenitores de sexo diferente, al tiempo que ofrece otros vocablos para registrar la unión de matrimonios del mismo sexo y su descendencia». En este último caso ambos miembros de la pareja podrán «usar el término «cónyuge» y el de «progenitor/a»».

Estos cambios se producen en inscripciones y libros de familia de los registros civiles «como una respuesta a la nueva realidad social reconocida por la ley del matrimonio entre las personas del mismo sexo, pero no elimina, en ningún caso, las fórmulas tradicionales», según Justicia. Las alternativas que podrán utilizar las parejas homosexuales (cónyuge y progeni-tor/a) «respetan en todo caso la plenitud e igualdad de derechos de todos los matrimonios, con independencia de su composición».

Los cambios se acometerán de dos formas diferentes. En los registros civiles informatizados, el programa desplegará en su menú todas las opciones (padre, madre, marido, mujer, cónyuge y progenitor/a). El funcionario deberá elegir el adecuado, «sin que, en ningún caso, si se trata de cónyuges o progenitores de sexo diferente, se vean obligados a prescindir de la fórmula clásica de «marido» y «mujer» o «padre» y «madre»».

En aquellos registros donde todavía no han llegado los programas informáticos, el propio encargado del registro deberá «corregir de oficio» las inscripciones y libros de familia con las nuevas propuestas, que se consignarán de forma manual en el apartado de observaciones.

Aparte de estos dos modelos que convivirán a partir de ahora en los registros civiles, también se acometerán otras pequeñas modificaciones en las inscripciones. Por ejemplo, el titular o titulares del libro de familia irá precedido del tratamiento «Don/Doña» y se tachará lo que no proceda.

Polémica entre las familias

La orden publicada inicialmente en el BOE sembró una gran polémica entre las organizaciones de familia. Por ejemplo, el Foro Español de la Familia, que agrupa a mil asociaciones, consideró que desde el Gobierno «existe una gran fobia a la familia». Y con modificaciones de ese tipo se está llevando a cabo «un proceso ideológico de deconstrucción de la familia» y que «se pretende cambiar la visión de la sociedad sobre la filosofía de género».

Por su parte, la presidenta de la Federación Española de Gays y Lesbianas (Felgt), Beatriz Gimeno, apoya las modificaciones como consecuencia de la ley del matrimonio entre personas del mismo sexo y estimó que «no es una cuestión discriminatoria». A su juicio «hubiese sido mejor emplear la expresiones progeni-tor/a», una terminología con la que se incluiría a las mujeres lesbianas madres de familia.

Información extraida de: ABC

No hay comentarios: