27 marzo 2006

LA DOBLE BARRERA



Las personas homosexuales con discapacidad son doblemente discriminadas Un documental ha recogido sus testimonios para ayudarnos a entender su día a día.

Albert, Felipe, Salvador, Toni, Beatriz, Carmen y Dolores. Son los protagonistas de El sexo de los ángeles . La película, en formato documental, se adentra en el mundo de quienes sufren una doble marginación: homosexuales y discapacitados. Xente Gai Astur (Xega) exhibió anoche el filme que ha recorrido ya 25 festivales y ha ganado dos premios. Frank Toro, director, y Jesús González, productor, explican por qué era necesario realizar un documental sobre el tema. Se trataba de dar voz e imagen a personas que, a menudo, no la tienen. Seleccionados los protagonistas, el rodaje fue sencillo. Fue cuestión de situarlos frente a una cámara y dejarles expresarse. Los argumentos se repiten en prácticamente todos los protagonistas. "Cómo puedes protestar cuando no sabes lo que cuesta empezar cada día". La frase, de Toni, marca el final del documental y descubre en toda su crudeza la doble marginación que sufren las personas homosexuales con discapacidad.

Qué pesa más la homosexualidad o la discapacidad? Frank Toro y Jesús González apuntan que, pese a que el criterio de los protagonistas no es siempre común, la primera marginación es hacia el discapaz. "La homosexualidad se puede esconder; la discapacidad, no", afirma el director. "La discapacidad discrimina más que la homosexualidad", añade el productor. El gay y la lesbiana dependientes deben superar primero la barrera física y, después, la mental. La cuestión no es fácil. Jesús González apunta que "el valor de la imagen, muy extendido, es un handicap para las relaciones de varones gays con discapacidad". "En las quedadas muchos se van cuando ven aparecer a su cita en silla de ruedas", añade. Significa eso que los gays, que sufren o han sufrido la discriminación, marginan a las personas con discapacidad? "Dentro del colectivo también hay mucha discriminación", reconoce.

Cómo es la reacción del público? "Muy positiva", responde Frank Toro. "La primera reacción es de shock o sorpresa. Algunas personas no saben que existe gente así". El documental ha tenido un papel casi pedagógico. "Una de las barreras más notables es el desconocimiento y hemos contribuido a vencerlo", añade. Pero la película, además de arrojar algo de luz sobre el público, ha dejado también una enseñanza en sus creadores. "El documental es un ejemplo, una lección de superación personal", afirma el realizador. "Nos quejamos mucho y hay personas que lo tienen mucho más difícil", añade. Jesús González recupera ahora la frase con la que Toni pone fin a la película. "Cómo puedes quejarte --quejarnos-- cuando no sabes lo que cuesta empezar cada día". Ambos confían en que iniciativas como las bodas gays o la ley de dependencia, con sus limitaciones, puedan contribuir a empezar algo mejor el nuevo día al que se refiere Toni.

Información extraida de: La voz de Asturias

No hay comentarios: