26 marzo 2006

LA JUEZ DE DÉNIA IMPIDIÓ EN DICIEMBRE EL MATRIMONIO ENTRE OTRA PAREJA HOMOSEXUAL





Laura Alabau se negó a casar a los dos hombres de nacionalidad suiza y les exigió que presentasen un certificado que demostrase que en su país su unión es válida

X e Y son dos hombres de nacionalidad Suiza que hace unos 45 años que son pareja y más de 10 que establecieron su residencia en la localidad de Dénia. Ambos esperaban con ilusión el momento en que las bodas entre homosexuales fuesen legales en España. Tanto es así que en julio de 2005, tras conocer la noticia de que ya era una realidad, iniciaron los tramites necesarios para poder casarse. Ya cumplimentados todos los documentos, la pareja se presentó en diciembre en el ayuntamiento para hacer efectiva su unión legal. Una vez allí, ni siquiera fueron recibidos por la juez que tenía que casarlos.


Se trata una vez más de la magistrada y responsable del registro civil de Dénia, Laura Alabau. Hasta el momento, y que se sepa, ha impedido que cuatro parejas gays, tres de ellas de nacionalidad extranjeras, se hayan unido en matrimonio.
El mismo día que los contrayentes estaban citados para su boda, la juez había dejado un comunicado en el que alertaba que para poder casarlos debían de presentar un documento más añadido a los que ya habían entregado, en el que «la embajada o consulado de Suiza certificase que el matrimonio entre personas del mismo sexo es valido en su país».


Este documento ya está en manos de la pareja. En él la embajada especifica que no puede certificar la unión entre personas del mismo sexo en su país porque no existe en la actualidad pero sí lo podrá hacer a partir del 1 de enero de 2007, fecha en que el estado aceptará la unión legal entre homosexuales como pareja de hecho.
Según especifica en el certificado que mostraron los novios ayer a Levante de Alacant, «a partir de esta fecha las personas del mismo sexo casadas en otros paises serán reconocidas en Suiza como pareja de hecho». Este documento exigido por Laura Alabau ya ha sido entregado en las dependencias judiciales, explicaron los suizos. No obstante, nos será hasta el próximo día 10 de abril, cuando la pareja y la juez se encuentren y sepan si por fin la magistrada hace efectiva la unión que tanto tiempo han estado esperando.

La pareja advirtió ayer a este diario que con esta desautorización de Alabau se han sentido «muy discriminados» y aseguraron no entender porqué «si la ley dice que sí que está permitido ella tiene derecho a negarse».
En este sentido, destacaron que si no lo consiguen en Dénia volverán a Suiza para unirse como pareja y de esta forma, poder disfrutar de todas las ventajas legales que tienen el resto de ciudadanos.

Información extraida de: Levante

No hay comentarios: