30 marzo 2006

LAS BODAS CIVILES SUPERAN POR VEZ PRIMERA A LAS RELIGIOSAS EN BARCELONA



El año pasado hubo 3.041 enlaces laicos, un 20% más que el anterior, y 2.580 eclesiásticos.

El Saló de Cent y algunos distritos no disponen de horas libres para ceremonias hasta el 2007.


Las bodas civiles celebradas el 2005 en Barcelona superaron por primera vez a las religiosas, tras incrementarse un 20% en sólo un año. Cinco años atrás, los matrimonios religiosos doblaban a los laicos.
El hecho de que cada vez más barceloneses se den el sí fuera de la iglesia está relacionado, entre otros factores, con el boom de los enlaces celebrados en dependencias municipales, con ceremonias menos austeras que las del registro civil. El Saló de Cent y algunos distritos tienen llena su agenda matrimonial del año y no dan nuevas horas hasta el 2007.

El rito matrimonial no había dejado de perder fuelle en los últimos años. El 2000 se casaron 6.310 parejas en la ciudad, y el 2004 fueron sólo 5.039. Sin embargo, el año pasado se vivió un repunte y se alcanzaron las 5.621 bodas. Pero si el 2003 habían sido 3.111 enlaces canónicos por 2.366 civiles; y el 2004, 2.560 religiosos, frente a 2.479 fuera de la iglesia, a lo largo del 2005 las cifras se invirtieron.
De las 5.621 bodas celebradas en Barcelona durante el pasado año, 3.041 fueron laicas, frente a 2.580 religiosas, según datos del Registro Civil de Barcelona. La tendencia podría agudizarse este año, teniendo en cuenta como mínimo la altísima demanda que están viviendo la mayoría de distritos, en cuyas sedes municipales se celebran enlaces varias veces a la semana o al mes, a cargo habitualmente del concejal del distrito.

LAS MÁS PEDIDAS
La petición estrella, por su majestuosidad, es el Saló de Cent del ayuntamiento, en la plaza de Sant Jaume, donde el año pasado se celebraron 231 bodas, incluidas ocho entre homosexuales. Este año todos los días disponibles (viernes y sábados) están copados, aunque el ayuntamiento todavía no puede dar fechas para el 2007 hasta conocer la agenda municipal y el nivel de disponibilidad del espacio.
Por distritos, a nivel de popularidad, Sant Martí es el número uno. El 2005 celebró 162 bodas, casi siempre a cargo del concejal Francesc Narváez, que suele personalizar los enlaces. Para este año, hay algún hueco a partir de finales de octubre. El recinto --como el resto-- no puede incrementar su número de bodas (hace un máximo de nueve el primer sábado de cada mes y tres los jueves) y ya ha tocado techo, pero sí ha notado una mayor demanda y por tanto mayor espera.
En Horta-Guinardó, otro de los más demandados (el año pasado celebró 140), no queda ni un hueco para este año. En junio abrirán las peticiones para el próximo año. Similar agenda tienen en Gràcia, que el 2005 hizo 129 casamientos y ahora sólo dispone de fechas a partir del próximo diciembre.

Otro de los distritos más solicitados es Les Corts (103 el 2005). Por debajo, el resto de distritos se sitúan entre los 61 y los 93. En algunos casos la limitación de fechas les impide realizar más enlaces. El éxito también depende de la estética de las estancias donde se celebran. Así, los contrayentes no tienen por qué residir en el distrito, sino que lo eligen por que la sala es especialmente agradable (como en Sant Martí, por ejemplo), o porque la entrada al recinto municipal da a un espacio amplio y sin tráfico (como en Sarrià).

Los contrayentes suelen elegir esta fórmula matrimonial como alternativa a la parafernalia religiosa --que exige incluso un cursillo prematrimonial-- pero mucho más vistosa que en el registro civil.

Información extraida de: El Periodico

No hay comentarios: