08 marzo 2006

UN MALTRATADOR CULPA A "MUJERES MALAS" DE QUE HAYA GAYS



El vecino de Cangas Miguel Ángel Deperoi Pereira se enfrenta a una condena de siete años de cárcel como autor de un presunto delito de maltrato a su compañera sentimental, del que es reincidente.
En la Audiencia Provincial de Pontevedra, donde ayer fue juzgado, el acusado aseguró sentirse víctima de un "atropello", argumentando que hay mujeres que se aprovechan de las leyes para hacer daño a los hombres. Por eso, Miguel Ángel está convencido de que "los homosexuales existen, porque las mujeres son muy malas".


Los hechos que dieron lugar al juicio ocurrieron el día 7 de mayo del pasado año, en la villa marinera de Cangas, donde convivía con su compañera sentimental.


Pasaba de las nueve de la noche cuando la joven llamó en el piso de su vecina, donde se presentó atada con las manos hacia atrás y las rodillas y los tobillos ligados con cinta aislante, igual que en la boca. La mujer sólo llevaba como vestido la parte de abajo de un bikini.


La imagen dejó desconcertada a la vecina que, con la ayuda de un amigo, desató a la joven y después llamó a la Guardia Civil. Fue ante la autoridad donde la mujer maltratada contó lo que le había sucedido.


Fue al mediodía, cuando el hombre llegó a la casa y la tiró sobre la cama, donde la ató de pies y manos, le puso un calcetín en la boca que después cubrió con una cinta. Así la dejó aislada en una habitación. Según él, durante el tiempo que necesitó para recoger los enseres que le pertenecían y pone fin a esa relación.


Ante los magistrados, el acusado dijo sentirse un "ponedor" porque él ponía el piso, el trabajo y el dinero frente al desorden de la mujer en el que únicamente había alcohol, drogas y cuernos.


La joven mujer negó estas acusaciones ante los jueces a los que les expuso el infierno en el que se había convertido la convivencia en los últimos años, en los que el cruce de denuncias fue lo más frecuente. Antes de finalizar la vista, el acusado volvió a culpabilizar a las mujeres del incremento de los gais.

Información extraida de: >El Correo Gallego

No hay comentarios: