03 abril 2006

CÁRITAS DEJA DE GESTIONAR ADOPCIONES



Prohíben la entrega de niños a parejas de homosexuales

WASHINGTON. En Estados Unidos, la agencia Catholic Charities (Cáritas) de adopciones se ha retirado de la labor para no cumplir la ley de Massachusetts que prohíbe la discriminación por orientación sexual.

Tan solo en 2004, las 104 agencias de Catholic Charities en Estados Unidos gestionaron 4,229 adopciones, de las cuales 1,326 fueron de niños de menos de un año, 1,529 fueron de menores con discapacidades físicas o mentales, y 797 fueron adopciones internacionales.

Hace dos semanas, el arzobispo de Boston, Sean O'Malley, anunció que Catholic Charities de esa ciudad, que ha gestionado adopciones desde 1903, se retirará de esa función debido a que la ley de Massachusetts exige que se permita que los homosexuales adopten niños. Los obispos habían determinado meses antes que la ley de Massachusetts "amenaza la esencia misma de nuestra misión cristiana".

En las últimas dos décadas, Catholic Charities de Boston ha gestionado 720 adopciones de niños, y sólo 13 de ellas se otorgaron a homosexuales. Pero cuando esto se hizo público, los obispos, en cumplimiento de una orden del Vaticano, indicaron que debía cesar esos trámites.

A comienzos de marzo, siete prominentes miembros de la junta directiva de Catholic Charities renunciaron. Uno de ellos, Peter Meade, vicepresidente ejecutivo de la agencia de servicios de salud BlueCross Blue Shield en el Estado, dijo que "no podíamos participar en un esfuerzo que discrimine a ciudadanos de Massachusetts dispuestos a desempeñar un papel en la formación de familias sólidas".

De acuerdo con la Agencia Nacional de Información sobre Adopción, en Estados Unidos hay de 8 millones a 10 millones de niños y niñas que se crían en un hogar de homosexuales.

En su gran mayoría no son niños o niñas adoptadas, sino hijos de uno de los miembros de la pareja homosexual, obtenido por inseminación artificial.

En Florida, Misisipí y Utah la ley prohíbe explícitamente que los homosexuales adopten niños, y Nebraska, Arkansas y Misurí tiene reglas que en la práctica impiden que los homosexuales tramiten adopciones.

El año pasado se presentaron en las legislaturas de siete estados leyes que impedirían que los homosexuales adopten niños.

En cambio, en nueve estados (California, Massachusetts, Nueva Jersey, Nuevo México, Ohio, Vermont, Washington, Wisconsin y en el Distrito de Columbia, donde está la ciudad de Washington), la ley específicamente permite que una persona o una pareja homosexual adopten niños.

Otros ocho estados ?entre ellos Texas? permiten la "adopción secundaria", que es la vía que muchas parejas homosexuales usan para adoptar niños que, de otra forma, les serían negados.

Información extraida de: Yucatán

No hay comentarios: