12 abril 2006

EL PP INSISTE EN QUE LAS BODAS GAYS SON INCOSTITUCIONALES A PESAR DE LA BODA DE OURENSE



Varios altos cargos del partido en Galicia asistieron al enlace del concejal de Cultura

El portavoz adjunto del PP en el Congreso, Vicente Martínez-Pujalte, reafirmó hoy que su partido considera inconstitucional la ley que permite el matrimonio entre personas del mismo sexo y rehusó juzgar la "actuación personal" de los dirigentes del partido presentes en la boda gay de uno de sus ediles en Orense.

En rueda de prensa en el Congreso, Martínez Pujalte se refirió así al matrimonio homosexual, el pasado sábado, del edil de Cultura del Ayuntamiento de Ourense, José Araujo, del PP, celebración a la que asistieron el presidente del PPdeG, Alberto Núñez Feijoó, y el presidente del Partido Popular en Ourense, José Luis Baltar.

A preguntas de los periodistas, el portavoz distinguió entre las "actuaciones personales de quien sea" y el recurso que presentó el PP contra la norma aprobada por el Congreso de los Diputados en junio de 2005, y en la cual, confió, "se reconocerán los indicios de inconstitucionalidad".

Ayer el Secretario de Movimientos Sociales del PSOE, Pedro Zerolo, y la Federación Estatal de Lesbianas, Gays y Transexuales (FELGT) instaron al líder del PP, Mariano Rajoy, a retirar el recurso que su partido presentó contra los matrimonios homosexuales.

Alberto Fernández Díaz no casará

El presidente del grupo del PP en el ayuntamiento de Barcelona, Alberto Fernández Díaz, ha asegurado hoy que se mantiene en su postura de no celebrar matrimonios civiles entre homosexuales, por lo que ha vuelto a reclamar "respeto" para esta objeción de conciencia.

El edil popular, que hoy ha ofrecido una rueda de prensa sobre la actividad municipal, se ha referido a la polémica surgida por la boda de José Araujo, un concejal del PP de Ourense que se casó el pasado sábado con su novio en el ayuntamiento de esta ciudad gallega, a manos del alcalde, el también popular Manuel Cabezas, en la primera ceremonia gay protagonizada por un cargo electo de este partido, y que ha sido duramente criticada por la Iglesia católica.

"Cada uno puede hacer lo que desee, pero yo me mantengo en lo que dije: que no celebraré bodas gays en Barcelona por una cuestión de conciencia, básicamente por el derecho a la adopción que otorga esta Ley, con el que no estoy de acuerdo", ha explicado el concejal popular, quien, no obstante, ha puntualizado que está a favor de que los homosexuales accedan al resto de derechos que tienen los ciudadanos.

Fernández Díaz, que ha informado de que ningún miembro de su partido le ha pedido de momento que se encargue de oficiar una boda gay, y que en el caso de que lo hicieran, declinaría la petición, ha subrayado que el derecho de los ciudadanos a celebrar este tipo de matrimonios está cubierto ya que en el ayuntamiento de Barcelona hay otros cuarenta ediles.

Información extraida de: adn

No hay comentarios: