27 junio 2006

LA SOBRINA DE FIDEL CASTRO PROMUEVE LA TOLERANCIA SEXUAL EN CUBA



Mariela Castro lidera en Cuba una revolución menos conocida que la de su tío Fidel: una en favor de la tolerancia sexual en la sociedad machista de la isla.
La sobrina del presidente cubano promovió desde la dirección del Centro Nacional de Educación Sexual una telenovela sobre la bisexualidad, que escandalizó este año a muchos cubanos.


Ahora impulsa un proyecto de ley para reconocer los derechos de los transexuales que de aprobarse convertiría a Cuba en el país más avanzado de América Latina en cuestiones de género.

Su objetivo, dijo en una reciente entrevista a Reuters, es llevar al terreno de la sexualidad la revolución que su tío y su padre, el vicepresidente Raúl Castro, hicieron hace 47 años con el fusil en la mano.

"Es hacer realidad la revolución en estos aspectos que no se han tocado por prejuicios históricos y que, poquito a poco, se están abordando", dijo la sexóloga de 43 años.

Con ese argumento, Castro dice estar convenciendo poco a poco a la vieja guardia de la revolución sobre la necesidad de construir una sociedad más tolerante.

Mucho ha cambiado, asegura, en un país que a finales de la década de los '60 enviaba a los homosexuales a campos de trabajo forzado y en los '70 los discriminaba de ciertos empleos por considerar su orientación sexual una "desviación ideológica".

Cuba eliminó en 1979 el delito de "sodomía" de su código penal, pero algunas sanciones bajo la figura de "escándalo público". Desde 1987, la ley castiga sólo a quienes realicen "requerimientos homosexuales" u ofendan las buenas costumbres con "exhibiciones impúdicas".

"Yo me identifico como una activista social en el campo de la salud sexual. No me siento líder del proceso, porque no tengo tanto poder. Si lo tuviera, hubiese hecho muchas cosas", comentó.

Castro se ve como la continuadora del trabajo hecho desde hace 45 años por su madre, Vilma Espín, al frente de la Federación de Mujeres Cubanas, una de las mayores organizaciones de masas de la isla a la que pertenece el 87 por ciento de las mujeres.

Espín, una de las mujeres más influyentes de la revolución cubana, es la autora de un avanzado Código de la Familia que garantiza desde 1975 los derechos de la mujer y exige que los hombres compartan el peso de las tareas domésticas y el cuidado de los hijos.

Pero la gente está asustada y cuando se cruzan con ella por las calles de La Habana le preguntan si es verdad que piensa legalizar los matrimonios homosexuales.

"No sabemos lo que vamos a proponer. Todo depende de lo que se identifique como las necesidades principales de los homosexuales y lesbianas", dijo Castro.

"En Cuba el matrimonio no es tan importante como en otros países con más influencia católica. En Cuba es más importante la unión consensual. En Cuba lo que importa es el amor", dijo.

Información extraida de: Reuters

1 comentario:

inforgay.com dijo...

Esperemos que si que se pueda hacer realidad , que permitan los matrimonios homosexuales en cuba y que la gente vea mas alla de un simple hombre o mujer que hace el amor con otra persona del mismo sexo una bella y respetuosa persona que ama y siente como los demas.

Liuber