29 julio 2006

GALLARDÓN DICE QUE CELEBRAR BODA HOMOSEXUAL NO GENERARÁ REPROCHES



El alcalde de Madrid, Alberto Ruiz-Gallardón, dijo hoy que el hecho de que el próximo sábado vaya a celebrar, por primera vez, un matrimonio entre una pareja de homosexuales, "no genera absolutamente ningún tipo de reproche por parte de nadie".

Ruiz-Gallardón respondió así, en la rueda prensa posterior a la reunión semanal de su Gobierno, a preguntas de los periodistas sobre si temía reproches en el seno de su partido por la celebración de esta boda.

La boda entre esta pareja, formada por Javier Gómez -militante del PP y activista de la causa gay- y Manuel Ródenas -abogado y responsable del programa de asesoramiento de Gays, Lesbianas y Transexuales de la Comunidad de Madrid-, se celebrará el próximo sábado.

El alcalde señaló que aunque su partido haya mantenido una discrepancia sobre la ley de matrimonios homosexuales, "en relación a la definición conceptual de matrimonio", no significa que una vez que esté aprobada por las Cortes Generales podamos no aplicarla.

"Las leyes -prosiguió- una vez que se aprueban obligan a todos y esa es la razón por la que el Ayuntamiento de Madrid, con toda normalidad, como la totalidad de los ayuntamientos de España, lo que hace es aplicar la ley cuando dos personas del mismo sexo solicitan al Ayuntamiento que autorice la celebración de su boda".

Añadió, en este sentido, que son "muchísimos" los alcaldes del PP "que hacen lo que tienen que hacer: aplicar la ley".

El alcalde recordó que no es la primera boda entre personas del mismo sexo que "autoriza", porque la capacidad legal para autorizar los matrimonios en los ayuntamientos es exclusiva del alcalde.

En este sentido, remarcó que "la totalidad de las bodas de personas del mismo sexo que se han celebrado en la ciudad de Madrid las ha autorizado el alcalde", como ocurre en cualquier ciudad de España, aunque las haya celebrado en persona otro miembro de la Corporación municipal.

Explicó que "otra cosa es que el alcalde delegue, cosa que puede hacer, en otros concejales", una práctica habitual en su caso, ya que "el número de bodas que se celebran en Madrid prácticamente haría imposible que las pudiese celebrar una sola persona".

Ruiz-Gallardón indicó que solamente autoriza "directamente" estas bodas cuando los contrayentes "tienen un interés especial" y así se lo trasladan.

Recordó que ese fue el caso de otras bodas entre parejas heterosexuales, como el de su jefa de prensa, y "es el caso -afirmó- de estos dos compañeros del PP que me lo han solicitado"

Fuente: Terra

No hay comentarios: