12 agosto 2006

BRASIL. CANDIDATO BRASILEÑO ALCKMIN DESPREOCUPADO POR ENCUESTAS

El aspirante a la presidencia, el socialdemócrata Geraldo Alckmin, dijo el viernes no estar preocupado por el resultado de encuestas que esta semana revelaron la caída de las preferencias electorales a su candidatura para las elecciones del 1 de octubre.

El socialdemócrata, un católico prácticante, habló además por primera vez de temas que van desde casamientos entre homosexuales hasta que en breve presentará un paquete de propuestas para contener la corrupción en la administración pública.

"No me preocupan las encuestas", dijo Alckmin, un médico anestesiólogo de 53 años, en declaraciones difundidas en su sitio de internet.

"Esas oscilaciones son naturales. Creo que estamos con un buen número para comenzar la campaña", que arrancó el 6 de julio, pero cuyo real despliegue comienza el 15 de agosto, cuando las autoridades permiten publicidad electoral en la televisión, el principal medio de comunicación en este país con 120 millones de telespectadores y donde hay en los hogares más aparatos de televisión que refrigeradores.

Esta semana cuatro distintas encuestas revelaron que de julio a agosto se fortaleció la candidatura del presidente Luiz Inacio Lula da Silva, que busca la reelección por otros cuatro año de gobierno, frente a la de Alckmin.

En las cuatro muestras, Lula, de 60 años, oscila entre un mínimo de 45% y un máximo de 47,9% de las preferencias. Alckmin, del Partido de la Socialdemocracia Brasileña (PSDB), el mayor de oposición, aparece en los mismos sondeos con un mínimo de 19,5% y un máximo de 24%. Las muestran tuvieron un margen de error de dos o tres puntos porcentuales.

Sólo la encuestadora privada Sensus enumeró algunas hipótesis para la caída de Alckmin: el socialdemócrata no ha sido "eficiente" en transmitir su mensaje al electorado, que en contrapartida cree menos en sus chances de victoria.

El PSDB busca intensificar el discurso de Alckmin sobre las denuncias de corrupción que hubo en 2005 sobre miembros del gobierno de Lula y su Partido de los Trabajadores (PT).

Y aunque Alckmin ha garantizado que no "atacará" a Lula, en la jornada aseguró que en breve presentará un paquete de una decena de medidas "anticorrupción", que van desde reformas en leyes del presupuesto nacional y licitaciones, hasta del sistema de firma de convenios entre el gobierno y las municipalidades, para acabar con esas corruptelas públicas.

Alckmin además aseguró que no esta en contra de las uniones civiles de homosexuales, permitidas aquí en al menos uno de los 27 estados de Brasil, que cada año realiza uno en Sao Paulo de los mayores desfiles de homosexuales del mundo.

"No veo ningún problema al reconocimiento civil al casamiento entre homosexuales", dijo el candidato. "Yo respeto a todas las personas..no hay ningún problema".

Fuente: Miami

No hay comentarios: