15 agosto 2006

CLINTON Y GATES CREEN QUE LA LIBERTAD SEXUAL DE LA MUJER ES CLAVE PARA FRENAR EL SIDA



El matrimonio Gates critica al Vaticano durante la apertura de la conferencia del Sida en Toronto

El ex presidente estadounidense Bill Clinton y el fundador de Microsoft, Bill Gates, han afirmado hoy en Toronto (Canadá) la necesidad de que las mujeres asuman un mayor control sobre su sexualidad para detener la expansión del sida. Clinton y Gates han sido los dos participantes en un coloquio celebrado en la primera jornada de trabajo de la XVI Conferencia Internacional sobre el Sida, que tiene lugar hasta el viernes 18 de agosto en la ciudad canadiense de Toronto.

La XVI Conferencia Internacional sobre el Sida, que reúne más de 20.000 expertos del mundo entero en Toronto, se abrió el domingo por la tarde con un llamamiento a "cumplir las promesas hechas". "Tenemos hoy más recursos, más conocimientos, más empeño político ", se felicitó la copresidenta de la conferencia, el Dr. Helene Gayle. Pero, después de 25 años de epidemia, " debemos procurar que las promesas hechas valoren ".

Por su parte, Bill Gates, fundador de Microsoft, y su esposa, Melinda, solicitaron antes de la apertura del encuentro, un mayor esfuerzo investigador en la prevención de la enfermedad. El matrimonio, una de las parejas más ricas del mundo, que ha destacado por su filantropía hacía países en vías de desarrollo, reveló que había pasado la mayor parte de julio en Africa "aprendiendo más sobre lo que está pasando en el epicentro" de la enfermedad del sida.

Alrededor de 24,5 millones de los 40 millones de personas que hoy en día están infectados con el virus del sida viven en países del Africa subsahariana. Bill Gates ha señalado que lo que ha visto sobre el terreno ofrece razones para el optimismo. "Desde luego hay cosas positivas, hay realmente progreso. El trabajo que se está haciendo para proporcionar tanto prevención como tratamiento por parte del Fondo Global (contra el sida) es apasionante", ha afirmado el fundador de Microsoft.

Mayor concienciación

Pero Gates también ha señalado que "tenemos enfatizar que se necesita un mejor trabajo en prevención para detener la expansión del virus del sida. Nunca seremos capaces de lidiar con el número de personas que requieren el tratamiento si no hacemos un espectacular descubrimiento en prevención".

Por su parte, la esposa de Bill Gates, Melinda aunque no se refirió por nombre al Vaticano, ha afirmado que la Iglesia Católica se ha destacado en los últimos años por su negativa a aceptar el uso de condones, incluso para detener la expansión del virus del sida en Africa, por considerar que, como cualquier método de contracepción artificial, impide el desarrollo de nuevas vidas. "En algunos países que viven una extendida epidemia de sida, sus líderes han declarado la distribución de condones inmoral, ineficaz o ambos. Algunos han argumentado que los condones no protegen contra el virus HIV sino que de hecho ayudan a su difusión. Este es un serio obstáculo para terminar con el sida. En la lucha contra el sida, los condones salvan vidas", ha añadido la esposa de Bill Gates ante la mirada atenta de su marido.

Melinda Gates ha atacado a continuación otra de las razones dadas por los sectores religiosos y políticos más conservadores al afirmar que "algunas personas creen que los condones animan a mantener relaciones sexuales así que quieren hacerlos menos disponibles". "Pero retener condones no significa que menos gente practique sexo. Significa que menos personas tienen sexo seguro y más personas mueren", ha añadido.

Hoy lunes se inician las jornadas de trabajo de la Conferencia a las que asistirán cerca de 30.000 personas entre científicos, funcionarios, especialistas, activistas y afectados del sida, y se prolongarán hasta el viernes, 18 de agosto.

Rápida expansión en Asia meridional

Los expertos prevén una rápida expansión del sida en Asia meridional, donde ya viven más de 5,5 millones de personas infectadas, si los ocho países de la región no actúan con rapidez, especialmente India. Esta es una de las conclusiones de un informe presentado hoy por el Banco Mundial (BM) durante la primera jornada de la XVI Conferencia Internacional sobre el Sida.

El informe indica que los países de la región deben aplicar medidas preventivas más adecuadas "a los grupos de alto riesgo, tales como trabajadores sexuales y sus clientes, consumidores de drogas por vía intravenosa y hombres que mantienen" relaciones homosexuales.

Los autores señalan que "entre los factores de riesgo en la región cabe señalar el estigma y la discriminación generalizados, la pobreza y desigualdad, el analfabetismo, la baja condición social de las mujeres" así como el tráfico de mujeres para el comercio sexual.

Fuente: El pais

No hay comentarios: