02 agosto 2006

LA DIRECCIÓN DEL PP DESCALIFICA A GALLARDÓN POR CASAR A DOS HOMBRES



El alcalde de Madrid justificó su decisión en la necesidad de cumplir la ley vigente

Dos militantes del PP, Javier Gómez y Manuel Ródenas, se dieron ayer el "sí, consiento" en la Casa de la Panadería de Madrid, en la primera boda homosexual oficiada por el alcalde de la capital, Alberto Ruiz-Gallardón. Minutos después, mientras los novios aún celebraban el enlace, el secretario de Comunicación de su partido, Gabriel Elorriaga, tachó de "incoherente" a Ruiz-Gallardón y aprovechó para pedir a los cargos públicos del PP "la máxima solidaridad" con las decisiones adoptadas por la dirección, que ha recurrido ante el Tribunal Constitucional la ley que autoriza los matrimonios gays.

El alcalde de Madrid ha oficiado sólo cinco matrimonios -los cuatro anteriores, de parejas heterosexuales- en tres años de mandato. Normalmente delega esa facultad en sus concejales, pero ayer quiso hacer una excepción porque uno de los novios, Javier Gómez, es amigo suyo y se lo había pedido expresamente. Ruiz-Gallardón confirmó el pasado jueves que oficiaría la boda, subrayó que "la ley, aunque recurrida, está en vigor y hay que cumplirla" y se mostró seguro de que su decisión no generaría "ningún tipo de reproche por parte de nadie".

Pero los reproches han llegado. El primero, la víspera del enlace: el Arzobispado de Madrid emitió un comunicado recordando a "los políticos católicos" que el matrimonio "no puede ser contraído más que por una mujer y un varón". Después, el diputado popular Jorge Fernández Díaz, "a título particular", acusó al alcalde de "desleal". Y ayer se pronunció la dirección del PP, por boca del secretario de Comunicación, Gabriel Elorriaga.

"Una cosa es que el partido discrepe de la ley y otra no aplicarla, algo que no nos hemos planteado. Pero en determinadas circunstancias la visibilidad de las decisiones tiene una trascendencia política que va más allá del mero cumplimiento de las leyes", señaló Elorriaga, antes de pedir a los cargos del PP la máxima "coherencia y solidaridad" con las posiciones del partido. Preguntado por si con eso estaba tildando de incoherente a Ruiz-Gallardón, Elorriaga respondió: "Sin duda".

El portavoz parlamentario del PSOE, Diego López Garrido, tachó de "intolerable" que sectores del PP y de la jerarquía de la Iglesia "se nieguen a aceptar leyes aprobadas democráticamente". El único dirigente popular que mostró su "respeto" a la actuación de Ruiz-Gallardón fue el catalán Josep Piqué, quien subrayó que "la ley se debe cumplir".

El alcalde de Madrid no es el primer cargo público popular que oficia una boda gay. El concejal del PP Luis Asúa, responsable del distrito Centro -donde se enclava el barrio rosa de Chueca- ha casado ya a más de 30 parejas homosexuales. Otros alcaldes del PP, como el de Vitoria, Alfonso Alonso, y el de Málaga, Francisco de la Torre, anunciaron cuando se aprobó la ley que en sus ciudades se aplicaría con toda normalidad.

Y, el pasado 8 de abril, el alcalde popular de Orense, Manuel Cabezas, declaró "unidos en matrimonio" a su concejal de Cultura y al novio de éste, en una boda a la que acudió la plana mayor del PP gallego, incluido el secretario regional, Alberto Núñez Feijoo. En aquella ocasión, la dirección del PP no hizo ningún comentario.

Esperanza Aguirre, presidenta de la Comunidad de Madrid y del PP madrileño, calificó hace meses de "inoportuno" el recurso presentado ante el Constitucional por su partido. Ayer estaba invitada a la boda, pero excusó su asistencia. Lo mismo hicieron los ex ministros Rodrigo Rato, que envió una carta a los novios, y Ana Pastor. Sí acudió el consejero de Sanidad de la Comunidad de Madrid, Manuel Lamela, y la diputada del PP Celia Villalobos.

Villalobos: "Aquí, los dos excomulgados del PP"

Alberto Ruiz-Gallardón llevaba ya media hora esperando a los novios en la Casa de la Panadería cuando apareció por la puerta la ex ministra del PP Celia Villalobos, hoy diputada. "Hombre, aquí estamos los dos excomulgados del PP", dijo con una ancha sonrisa. Villalobos fue la única diputada popular que votó a favor de la ley de matrimonios gays, y apoya la investigación con células madre.

Más tarde, ya terminada la boda y en la hora de los canapés, Villalobos charlaba animadamente con Carla Antonelli, coordinadora del área transexual del PSOE. "Yo es que creo que mi partido se derechiza en la oposición", explicaba la ex ministra, recordando que, con el PP en el gobierno, ella presentó una propuesta sobre transexualidad y el entonces ministro y hoy número dos del PP, Ángel Acebes, "la firmó". "Él dice ahora: 'Yo no firmé eso'. Y yo le respondo: 'Sí, sí que lo firmaste'.

Fuente: El Pais

No hay comentarios: