10 noviembre 2006

EL PODER JUDICIAL ABRE EXPEDIENTE A LA JUEZ DE DÉNIA QUE SE NEGÓ A CASAR A HOMOSEXUALES



La Comisión Disciplinaria del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) acordó ayer, por tres votos frente a dos, abrir expediente disciplinario a la jueza de Dénia que se negó a casar a homosexuales. Considera que ha podido cometer una falta grave y otra leve por el envío de un escrito que criticaba a la Fiscalía y al Gobierno.

El expediente disciplinario contra la jueza de Primera Instancia e Instrucción número 3 de Dénia, Laura Alabau, responde al escrito que ésta remitió al fiscal jefe del Tribunal Superior de Justicia de Valencia, Ricard Cabedo, contra el teniente fiscal, José María López Coig, y en el que criticaba a la Dirección General de los Registros y del Notariado.

Laura Alabau había cuestionado la constitucionalidad de los matrimonios homosexuales, negándose a celebrar estas bodas y rechazando la solicitud de varias parejas de homosexuales extranjeros para contraer matrimonio alegando que en su país de origen no estaba reconocido.

La decisión de la CGPJ, que sigue las recomendaciones de la inspección, se fundamenta en la posible comisión de una falta grave del artículo 418.3 y otra leve del 419.2 de la Ley Orgánica del Poder Judicial.

El primer artículo establece que es falta grave "dirigir a los poderes, autoridades o funcionarios públicos o corporaciones oficiales felicitaciones o censuras por sus actos, invocando la condición de juez". El artículo 419.2 se refiere a que es falta leve la desconsideración con los miembros del Ministerio Fiscal.

En el escrito dirigido a Cabedo, Alabau se quejaba de haber sufrido "una persecución por parte del aparato propagandístico del Gobierno" y atribuía a la Dirección General de Registros hacer (en relación a los matrimonios homosexuales) "una interpretación ilegal sólo movida por intereses políticos y propagandísticos".

No hay comentarios: