17 noviembre 2006

UN JUEZ AUTORIZA A UNA LESBIANA A SER TAMBIÉN MADRE DE LOS HIJOS DE SU PAREJA



Con esta decisión, el matrimonio vigués se convierte en el primero de la ciudad cuyos hijos tienen dos madres legalmente reconocidas.

El titular del Juzgado de Familia de Vigo, Luis Ángel Fernández Barrio, ha concedido a una mujer lesbiana la adopción de los dos niños de su pareja, con la que vive desde el año 1991 y con la que contrajo matrimonio el pasado mes de marzo en la ciudad olívica. De esta manera, ambas mujeres, de 43 y 37 años, respectivamente, pasan a ser las progenitoras de los dos menores, de 1 y 3 años, con todas los efectos civiles, de tal manera que los niños pasarán a ostentar, como segundo apellido, el primero de la adoptante.

Las mujeres, que, procedentes de Madrid residen en Vigo desde hace algún tiempo por motivos de trabajo y que prefieren permanecer en el anonimato, aseguran sentirse "felices" con este fallo judicial que, según su abogado Xosé Lois Valcárcel, es el primer caso del que se tiene noticia en Vigo y que podría extenderse también a Galicia. Ambas mujeres aseguran que los niños, sobre todo la niña, que ya cumplió tres años de edad, "sabe perfectamente que tiene dos madres y que eso es lo más normal del mundo, como otros niños tienen un padre y una madre o dos padres".

El juez entiende en el auto, dictado con fecha 3 de octubre de 2006 aunque dado a conocer ayer, que en la petición se cumplen los requisitos para que pueda darse la validez a la adopción. En el caso particular se analizaron circunstancias como que la decisión fue tomada de común acuerdo entre la progenitora y su pareja "quienes habían iniciado su convievencia en el año 1991", que tras el nacimiento de los niños, la convivencia ha continuado y que con fecha de 31 de marzo de 2006 contrajeron matrimonio en Vigo, además de que los recursos económicos de la unidad familiar son suficeintes para atender al sustento de los hijos. El juez alude también a que en este caso se cumplen los requisitos del artículo 175 y siguientes del Código Civil para que pueda constituirse validamente la adopción, y por lo que respecta al consentimiento del padre biológico "se ha prescindido del mismo, toda vez que no es conocida su identidad".

La madre biológica de los niños asegura que hace algo más de tres años la pareja decidió tener hijos y ella se sometió a dos inseminaciones artificiales en una clínica en Madrid, de donde ella es natural y con un donante conocido "que confía en nosotras como madres".

Esta mujer asegura que la sentencia le otorga seguridad jurídica: "Tal y como estábamos antes, si a mí me pasaba algo, ¿quién se quedaba con la tutela de los niños? Ahora la situación está normalizada".

No hay comentarios: