25 octubre 2007

Cortometraje de temática trans protagonizado por Maria Barranco "El rosario de la Aurora"


Se exhibirá en el “Festival de Cine Gai i Lesbic de Barcelona”: 2 de noviembre a las 19.30 en la filmoteca de Barcelona / 26 de octubre a las 17 h en Cinema Club Catalunya de Terrasa / 28 de octubre a las 21 h en los Cines Metropol en Castelldefels y en “El Festival de Cine Gai y Lesbico de Madrid”: 9 de noviembre a las 19.40 en el Ateneo Cultural 1º de Mayo. CC OO / 5 de noviembre a las 22.00 en el Lola Bar


SINOPSIS

Cuatro de la madrugada, Aurora yace en la cama. De repente, recibe una llamada divina desvelándole el paradero desconocido de un familiar muy cercano. La anciana se adentra en un prostíbulo llamado El buen camino transitado por prostitutas transexuales folclóricas y religiosas. Al final del antro se encuentra al familiar y tras una persecución por un cementerio grita Mateo. Éste se para y comienza una tensa discusión donde se unirá religión y transexualidad con un toque folclórico andaluz. Sacrificándose una madre por su hija.

Una crítica social colorista sobre la marginación social.

El cortometraje El Rosario de la Aurora habla de la unión de transexualidad y del catolicismo más conservador con un toque muy andaluz. De esta forma se cuenta el sacrificio de una madre hacia a su hija como símbolo de perdón.

Desde un principio quise tratar dos temas que hasta ahora no se habían fusionado: transexualidad e iconografía/temática católica. No buscaba una crítica gratuita a la Iglesia, buscaba representar la idea post-moderna de la religión en el personaje de la transexual, frente al nacional catolicismo de la madre. Dos mundos confrontados que acaban mezclándose y llegando a la idea extrema del cristianismo: el autosacrificio por la supervivencia del otro. A la hora de la elaboración del guión, el primer objetivo fue buscar dos estereotipos, crear unas simetrías diferenciadas en una primera y segunda parte, y a posteriori con un hecho tildado de realismo imposible romper los estereotipos creados. En definitiva, El Rosario de la Aurora es una crítica social disfrazada de colorista.

El renacer de una estética: Neomanierismo Andaluz

Directores como Douglas Sirk (Escrito sobre el viento), Fassbinder (Querelle), Pedro Almodóvar (Mujeres al borde de un ataque de nervios), Wisit Sasanatieng (Lágrimas del tigre negro) e incluso publicistas como David Lachapelle se basan en el manierismo. De la misma manera lo hace El Rosario de la Aurora: un melodrama con toques de humor. Ya que no había mejor forma de explicar esta extravagante y peculiar historia con una estética totalmente exuberante, de colorido brillante y barroca. Así el manierismo, la estética kistch y la teoría queer van de la mano en este proyecto, por lo que gracias a esta estética se consigue recrear mejor el mundo surrealista. Este mundo se ve reflejado en el prostíbulo con toda la iconografía religiosa a lo pop art, el graffiti del Sagrado Corazón de Jesús plantado en mitad de un poblado andaluz, el teléfono encima del reclinatorio, el neón de El Buen Camino a la entrada del prostíbulo… Por lo que conjugando varios estilos impulsamos una nueva estética: el neomanierismo andaluz.

EL DIRECTOR

Iván Lara nace en Barcelona, España en 1984. Pero se cría en Almuñécar un pueblo en la costa de Andalucía. Regresa a Barcelona para licenciarse en Comunicación Audiovisual en la especialidad de Dirección de Cine en la universidad Pompeu Fabra y viaja a Argentina para cursar unos meses en la Universidad del cine de Buenos Aires donde co-dirige un cortometraje en stop motion. Se curte en cortometrajes como productor (23:50), ayudante de dirección (Máscotas, Ojos de perro azul, Solechat…), director de cásting (Sin disimulo) y colabora en la organización de la entrega de los 17º premios del cine europeo de la EFA (Europa Film Academy). Trabaja en el departamento de dirección y de arte de la productora internacional de publicidad RCRfilms. Mientras prepara el cortometraje El Rosario de la Aurora realiza dos spots de publicidad de concienciación social (Proyecto anti-sida y Energy Control). Actualmente reside en las Islas Baleares trabajando en producciones televisivas para el canal autonómico IB3.

MARÍA BARRANCO

Su lanzamiento cinematográfico viene de la mano de Pedro Almodóvar, quien, en 1988, la contrata para el papel de Candela en Mujeres al borde de un ataque de nervios, ganando su primer Goya como mejor actriz de reparto y se consagra como una de las jóvenes intérpretes más cualificadas para la comedia. A partir de ahí, los éxitos se suceden. En 1989 participó en las películas Las cosas del querer de Jaime Chávarri, Átame de Pedro Almodóvar. En 1990 rodó Todo por la pasta de Enrique Urbizu y Las edades de Lulú de Bigas Luna, ganando un segundo premio Goya por mejor actriz de reparto. En 1991 fue galardonada con el premio a la mejor actriz del Festival de Cine Negro de Viareggio en Italia por su trabajo en Todo por la pasta y en 1996 su papel en Bwana le valió el premio a la mejor actriz en el Festival de Cine Hispano de Miami. Y los años siguientes continúa imparable trabajando con los mejores directores nacionales como Julio Medem en La ardilla roja, Fernando Colomo en El efecto mariposa, Ventura Pons en Anita pierde el tren, Fernando Trueba en Las niña de tus ojos e incluso con directores internacionales como el argentino Eliseo Subiela quién la dirigió en Lifting de corazón o el mexicano Arturo Ripstein en El carnaval de Sodoma. En resumen, María Barranco es una de las actrices más importantes del panorama español con más de treinta películas a sus espaldas demostrando tanto su habilidad cómica como dramática.

MARÍA ALFONSA ROSSO

Actriz andaluza y lorquiana por excelencia, María Alfonsa ha trabajado en obras teatrales como El amor de Don Perlimplin de Federico García Lorca, El hueso de la aceituna, Fuenteovejuna de Lope de Vega, La Casa de Bernanda Alba entre muchas otras.

Y en cine ha trabajado de la mano de importantes directores como Álex de la Iglesia en Crimen ferpecto, Pedro Almodóvar en Vólver, Benito Zambrano en Solas, Fernando Colomo en Al sur de Granada, Chus Gutiérrez en Poniente, Pablo Carbonell en Atún y Chocolate. Actualmente tiene dos largometrajes de importante producción española en post-producción como son ¿Y a mi quién me cuida? de Pepa Álvarez y No-Do de Elio Quiroga. Todos estos trabajos demuestran su capacidad de adaptación en diferentes registros y a la vez enriquece el plano gracias a su curtida experiencia teatral.


Fuente

No hay comentarios: