19 octubre 2007

Crece el número de latinos con VIH-Sida en EE.UU.


» Los contagios de VIH y diagnósticos de Sida siguen en aumento entre los hispanos en Estados Unidos, el Centro de Control y Prevención de Enfermedades (CDC) ubica a los latinos con el 18.9 por ciento del total de casos; es el grupo étnico cuya tasa de contagios sigue en crecimiento, sólo lo superan los afroamericanos

»Las cifras establecen que las mujeres latinas adolescentes y adultas llevan el 23.6 por ciento de los casos de portadores, muy por debajo del 74.8 por ciento de los varones
.


José, nombre ficticio, entra al salón donde una veintena de organizaciones comunitarias y de salud, oficinas federales y delegaciones de los gobiernos de Maryland, Virginia y el Distrito de Columbia celebran el Día Nacional Latino para la Concienciación del Sida, en la ciudad de Washington.
José es uno de los invitados al foro para ofrecer su testimonio como portador del virus –que le descubrieron en un chequeo aleatorio hace un año y medio-; diagnóstico con el que pasó a engrosar las filas de VIH positivo, que mantiene a los hispanos a la cabeza en número de casos y nuevos contagios.

José afirma de cara al foro, que el descubrimiento del virus lo ha obligado a cambiar radicalmente su estilo de vida; tanto para cuidarse a sí mismo como para evitar nuevoscontagios.

Este hombre que no pasa los 30 años, y otros portadores del virus que militan en organizaciones comunitarias y de salud para concienciar a la población hispana sobre los riesgos de contraer la enfermedad se sentaron a la mesa con los especialistas y delegados de gobiernos para exponer la necesidad de decretar una lucha más aguda contra la enfermedad que ya es considerada una epidemia.

Las preocupaciones de los involucrados están de la mano con los datos oficiales que ponen en alerta a las organizaciones hispanas que luchan contra la enfermedad, en cifras, los latinos son el grupo étnico que mantiene un continuo incremento en los casos de contagios de VIH y diagnósticos avanzados de Sida.

Soraya Galeas, activista de la organización Plan de Familias, asegura que el mayor problema que enfrenta la comunidad hispana –en general- es la falta de educación sexual, a la que se suma desconocimiento de la enfermedad y poco acceso a programas de salud preventiva.

Estas carencias producen resultados alarmantes que se detallan en los datos estadísticos del Centro de Control y Prevención de Enfermedades (CDC), por sus siglas en inglés, que revela en su ultimo informe del mes pasado, que la tasa de infección de VIH-Sida entre los hispanos ha subido un punto desde 2005, al ubicarse en un 18.9 por ciento del total de casos en todo el país.

Conducta sexual y proliferación

En la búsqueda del origen del contagio de los más de los más de 40 mil nuevos casos de VIH sida registrados en 50 estados de la Unión Americana, los especialistas buscan establecer los patrones de contagio mas incidentes entre los portadores.

Marco Zurita, oficial de la organización PACT, de Maryland, que trabaja directamente con casos de Sida entre los hispanos, reconoce que la conducta sexual es el primer factor de contagios. Los hombres –en rangos de edad entre los 18 y 50 años- se han convertido en los vectores directos para llevar el VIH sida a sus casas.

Las cifras establecen que las mujeres latinas adolescentes y adultas llevan el 23.6 por ciento de los casos de portadores, muy por debajo del 74.8 por ciento de los varones. En el caso de las mujeres, es noblemente superior a sus congéneres blancas americanas, donde sólo se registra el 3 por ciento de contagios.

"Cuando descubrimos los casos, en muchas ocasiones son hombres que están casados, pero mantienen relaciones sexuales con otros hombres, y ahí por la misma falta de educación no usan protección y terminan llevando el VIH Sida a sus esposas, que regularmente sólo tienen sexo con su pareja", afirma Zurita.

Este especialista que atiende a decenas de salvadoreños en fases de Sida, comenta que el problema de la epidemia adquiere mayores dimensiones por los recursos, todavía insuficientes, para llegar a las comunidades de inmigrantes mas vulnerables y educar a los grupos familiares para evitar que el VIH sida entre a sus casas.

Para Zurita, los grupos considerados de alto riesgo en la década de los 90 fueron quedando rezagados al adquirir mayor conciencia de la enfermedad, en referencia a prostitutas y hombres abiertamente gay donde el tema de sexo seguro no se considera un tabú.

Soraya Galeas comenta que la conjunción de patrones sexuales y culturales diversos que se conjugan en el Área Metropolitana de Washington y otras metrópolis del país, más prácticas sexuales descontroladas y la falta de decisión de las mujeres hispanas para poner las reglas sobre sexo seguro, han creado un cóctel mortal que las pone en altísimo riesgo.

Iván Ortiz representante del Gobierno de la Ciudad de Washington para asuntos de salud en la comunidad hispana, asegura si bien las muertes por Sida han disminuido considerablemente por la eficacia de los tratamientos, los contagios no han cesado y es ahí donde se tiene que afianzar con las campañas preventivas.

En recuento de defunciones por la enfermedad que maneja el CDC, en el año 2005 se registró la muerte de 2 mil 444 hispanos que perdieron la batalla contra el Sida, un número significativamente menor a los 7 mil 820 que fallecieron en 1992; años en que el ente estatal ha realizado estudios completos sobre la evolución de la epidemia.

Los indicadores ponen en relieve a la comunidad latina como uno de los grupos étnicos más vulnerables a contraer la enfermedad, en proyecciones estadísticas se desglosa que de cada 100 mil habitantes, 56.2 hispanos están contagiados del VIH-Sida, cifra superior al número de varones blancos cuya proporción es de 18.2 por ciento en 100 mil habitantes. Y los afroamericanos cubren la tajada más grande del pastel al encabezar la lista negra de contagios con 124.8 contagiados por cada 100 mil habitantes.

Con datos fríos, los promotores de salud, delegados de gobiernos y activistas ven con preocupación la proliferación de la enfermedad, que no da tregua a amplias franjas de población principalmente en edad productiva; epidemia que se ha convertido en una preocupación mundial y para la que aún no se vislumbra una cura en el futuro cercano.

Fuente

No hay comentarios: