29 octubre 2007

El abad del Valle de los Caídos cree que lo español y lo católico van unidos


Defensor de Franco y de Losantos

“Franco unió los símbolos de lo fundamental de España: cruz, templo y basílica”, sostiene el abad del Valle de los Caídos, fray Anselmo Álvarez. Su perfil ultra integrista se pone de manifiesto en la entrevista que ayer le hizo el diario El Mundo: “Lo incorrecto es creer que ser católico es incorrecto. Es como decir que sentirse español es incorrecto. Lo español y lo católico van unidos. España se sostiene en Dios”.



No niega que la inmigración amenace su concepto de España: “Puede ser. Para los musulmanes, su religión es lo más rico en origen y en destino. Vienen con espíritu de conquista. En 15 o 20 años, van a venir con su bagaje técnico pero también con el Corán bajo el brazo y vamos a tener que sacar nuestro Evangelio, si es que queda algún ejemplar para defendernos de esta invasión”.

La espada
“Lamentablemente, no aventuro que haya una Cruzada”, asegura. “Porque España –y Europa- ha perdido la convicción de que debe mantener su razón de ser, algo que hasta ayer mantuvo con la espada: su identidad frente al enemigo que quería aniquilarla. España está desarmada ante ese intento de conquista. Y toda cultura (…) debe defenderse”.

Dios, un estorbo
Sobre Educación para la Ciudadanía, Anselmo Álvarez opina que es un “galimatías”. Añade: “Crea confusión sobre el pasado para que en el futuro no se sepa qué es bueno y qué es malo”. “Con las células madre –señala-, muchos ansían robarle el fuego a Dios. Hay hombres que buscan una semejanza con Dios y Dios es un estorbo. En España ya lo es”, precisa.

Al vacío
Una familia homosexual no es una familia, lo que argumenta con estas palabras: “Se ha roto lo básico para España: el respeto a la ley de Dios. Es la ruptura de tabúes: Dios es el pasado y podemos crear algo mejor. Nos precipitamos al vacío.”

Español de espíritu
Celebra misas por Franco, le dice el periodista. Contesta: “Está ante un español de espíritu. Aquí se olvida que Franco era un símbolo de la mitad de España. Cuando se juzga a Franco se juzga a los españoles que le siguieron en la guerra y en la paz”.

Sección femenina de la falange
Álvarez parece un fiel continuador de la doctrina del primer abad del Valle de los Caídos, el todopoderoso en la época Fray Justo Pérez de Urbiel nombrado para el cargo por el mismísimo Franco, el año 1958. Entre otras actividades, Pérez de Urbiel fue capellán de la sección femenina de la Falange.

Losantos
El actual abad se deshace en elogios a Federico Jiménez Losantos: “Losantos es muy noble y muy valiente. Que se extralimite en sus expresiones es personal, pero no hay un pecado especial en ello.”

Fuente

No hay comentarios: