29 noviembre 2007

«El sida ha pasado a ser una enfermedad venérea»

Los expertos en la lucha contra el sida afirman que «en La Rioja se detectan cada año 27 nuevos infectados de VIH por relaciones heterosexuales»

La realidad del sida se presenta con un cauteloso optimismo. La cifra de enfermos ha descendido en los últimos años, también la mortalidad y la calidad de vida ha mejorado de una forma sustancial gracias a los últimos tratamientos. Sin embargo, hay otros datos que hacen saltar las alarmas y sobre los que ayer alertó el especialista en Medicina Interna del Hospital San Pedro de Logroño, Javier Pinilla, con motivo de la presentación de lo actos del Día Mundial del Sida, una jornada llamada. «Tenemos que concienciar a la población de que el sida en estos tiempos es una enfermedad venérea, predominantemente de transmisión sexual, principalmente por prácticas heterosexuales», incidió el especialista.

Según sus datos, 7 de cada 9 nuevos infectados en La Rioja lo hacen después de haber mantenido relaciones sexuales con una persona del otro sexo. En datos porcentuales, esto supone el 77% de los nuevos positivos, frente al 50% de la media nacional.

El especialista, que también preside la Comisión Ciudadana Anti-Sida, alertó de una «relajación» de los jóvenes riojanos a la hora de prevenir, con el uso de un preservativo, la infección, lo que en su opinión debe traducirse en una intensificación de las campañas preventivas.

«No hay que concluir, sin embargo, que es un problema exclusivamente juvenil, porque lo cierto es que hay un aumento en la edad de diagnóstico». Según sus datos, el 60% de los nuevos diagnósticos se declaran en la población de entre 25 y 34 años, pero ya el 11% corresponde a mayores de 50 años. También se está observando un aumento de casos en mujeres. «En el 2005 había 15 hombres por 13 mujeres, pero ya se está igualando...».

Pinilla estimó que cada año se detectan en La Rioja 27 nuevos infectados por VIH por relación heterosexual, aunque la cifra puede ser superior, debido a que los datos declarados responden a la fase final de la enfermedad.

En nuestra Comunidad, el primer caso se detectó en el año 1986. Desde entonces y hasta el 30 de junio del 2007, se han declarado un total de 467 diagnósticos positivos en la región.

Fuente

No hay comentarios: