19 noviembre 2007

"¿El sida? ¿No lo transmite un mosquito?"


El Ramón y Cajal impulsa un curso para inmigrantes sobre el VIH para acabar con los mitos que hay sobre la enfermedad.

Algunos alumnos pensaban, por ejemplo, que en España no existe.

Los expertos quieren fomentar la prevención.



"El sida no existe; es una invención de los europeos". Así pensaba M. H., senegalés, de 26 años, antes de participar en el programa que la Unidad de Medicina Tropical del hospital Ramón y Cajal impulsa para prevenir a la población inmigrante sobre el VIH/sida y las enfermedades de transmisión sexual.

La mayoría de los alumnos son de origen subsahariano y muchos tienen ideas inexactas sobre el virus, como que en España no existe, que lo transmite un mosquito o incluso, como pensaba un alumno, que daña los genitales.

Miedo de un análisis

El año pasado, 138 inmigrantes de más de 20 países del África subsahariana participaron en este programa de prevención pionero en el país. El 56% tenía antes de las clases un nivel de conocimiento bajo sobre el sida u otras cuestiones sanitarias. Graciela Ramírez, colombiana, de 39 años, perdió el miedo a los análisis gracias a estos cursos: "Antes tenía miedo de que me hicieran una analítica porque pensaba que podían vender mi sangre".


Para la doctora Miriam Navarro, coordinadora del proyecto, "la prevención a través de la educación es el mejor remedio para combatir la enfermedad". Además, aclara que los españoles también ignoran conceptos básicos del sida. "Aún hay estereotipos, como que es un problema de prostitutas y homosexuales".

Uno de los puntos fuertes del proyecto es la interculturalidad. La mayoría de los alumnos desconocen la lengua, por lo que el programa se adapta a sus necesidades. Una mediadora y una psicóloga traducen el contenido de las charlas y los folletos al inglés, al francés y al portugués. Además, cuentan con intérpretes de rumano, árabe y lenguas africanas.

Su paso por las clases

Ibrahima. Senegalés, 25 años. "Hasta ahora no sabía cómo se contagiaba"

"Gracias al curso del hospital Ramón y Cajal aprendí muchas cosas sobre el VIH/sida que no sabía. Descubrí cómo se contagia o qué se puede hacer para no contraer el virus... Salí muy satisfecho, porque en mi país, Senegal, no hay tanta información sobre la enfermedad como aquí. Allí era pescador y pasaba muchos días sin pisar tierra; no tenía tiempo para formarme. Ahora puedo aprender".


Fuente

No hay comentarios: