13 noviembre 2007

FERE remite al Catecismo para tratamiento homosexualidad en clases Ciudadanía

La organización de escuelas católicas FERE-CECA y Educación y Gestión (EyG) remite al Catecismo de la Iglesia Católica en relación con el tratamiento de los prejuicios sobre la homosexualidad en las clases de Educación para la Ciudadanía y los Derechos Humanos (EpC).

Los homosexuales 'deben ser acogidos con respeto, compasión y delicadeza' y 'se evitará, respecto a ellos, todo signo de discriminación injusta', según la cita del Catecismo incluida en la guía de orientaciones para el profesorado 'Claves para ofrecer Educación para la Ciudadanía en un centro católico', elaborada por FERE-CECA y EyG.

El Catecismo explica que un número apreciable de hombres y mujeres presentan tendencias homosexuales 'instintivas', no eligen su condición y ésta constituye para la mayoría de ellos 'una auténtica prueba'.

Estas personas están llamadas a realizar 'la voluntad de Dios en su vida' y, si son cristianas, a unir al sacrificio de la cruz del Señor las dificultades que puedan encontrar a causa de su condición, concluye la cita.

En cuanto al matrimonio homosexual, el secretario general de FERE-CECA, Manuel de Castro, ha señalado en conferencia de prensa que este asunto no se explicita en el currículum mínimo aprobado por el Ministerio de Educación y Ciencia ni pide que se haga un estudio ético y moral sobre este asunto, sino que se habla de la familia en la Constitución.

'No vamos a ocultar lo que la legislación reconoce', otra cosa es el juicio y la actitud moral y 'nuestra posición ahí es muy clara, es la de la Iglesia', ha enfatizado.

El manual, presentado hoy a la prensa, alude a puntos transversales que también se imparten en la clase de Religión, por lo que se pide a los profesores de ambas asignaturas 'coordinar' la exposición de esos temas.

El documento, que alude a bibliografía diversa, 'hunde sus raíces' en la doctrina social de la Iglesia y sirve para conocer el pensamiento moral católico sobre los asuntos que trata la asignatura, según De Castro.

Ha insistido en que no se trata de una reformulación, modificación o selección de contenidos.

De Castro ha recordado que esta organización siempre se opuso a una asignatura específica de este tipo; aprobada por Ley, 'no quedaba otro camino legal' que enseñarla, aunque en total consonancia con el carácter propio de acuerdo con la legislación y el derecho que asiste a los centros, ha explicado.

'Se trata de que las familias comprendan una vez más -ha subrayado- que el desarrollo y explicación va a estar siempre en total coherencia con el ideario y no tienen nada que temer.'

El manual fue puesto en conocimiento de la Comisión de Enseñanza y Catequesis de la Conferencia Episcopal Española y se hará llegar al Ministerio de Educación y Ciencia.

'Mi impresión es que es un libro muy positivo y bien aceptado por la Conferencia Episcopal', ha indicado De Castro.

Preguntado por la objeción de conciencia, que los casos se han remitido a las respectivas Consejerías de Educación, la mayoría de alumno va a clase y la asignatura se está enseñando con 'total normalidad' en estas escuelas.

Los alumnos que no asisten a clase no salen del centro, sino que reciben atención escolar en la biblioteca, por ejemplo.

Reconoció legitimidad y respeto para quien decida recurrir a los tribunales si es rechazada la objeción, aunque esta organización no es partidaria de ésta.

Sobre los centros que han decidido no impartir la materia, no quiso aconsejar a nadie, sino que la Ley es para todos, 'si no, esto sería un caos'.


Fuente

No hay comentarios: