06 noviembre 2007

HazteOir.org equipara a los homosexuales con los monos


La plataforma cívica HazteOir.org realizó ayer una improvisada ridiculización de una clase de Educación para la Ciudadanía frente al Ministerio de Educación.

Había camisetas para todo el que pasaba por la madrileña calle de Alcalá. Y su lema era "ZP, deja a los niños en PaZ". La plataforma cívica HazteOir.org realizó ayer una improvisada ridiculización de una clase de Educación para la Ciudadanía frente al Ministerio de Educación.



Alejandro Campoy, "el primer padre objetor" en contra de la asignatura, desempeñó el papel de maestro de un aula en la que los alumnos interpretaban a Esperanza Aguirre, José María Aznar, José Luis Rodríguez Zapatero y José Blanco, entre otros. Ante un auditorio cuya media de edad superaba los 35 años, Campoy y sus alumnos montaron un debate ficticio en el que no faltaron los principales argumentos que los opositores esgrimen contra la asignatura. A juzgar por el texto escenificado por esta plataforma, la asignatura "no dice nada de la Constitución" y se centra en otros temas como sexualidad y afectividad y homosexualidad. "Desde una concepción cristiana del hombre y de la sociedad, afirmamos la dignidad de la persona y la importancia de valores como la libertad, la justicia y la solidaridad", figura en la web de HazteOir.org.


Interferencias
El guión preparado por HazteOir.org, y que ninguno de los ficticios alumnos conocía de memoria, empezó a sufrir interferencias cuando un grupo de cuatro alumnos de la Universidad Politécnica de Madrid mostró su indignación al oír que uno de los personajes hablaba de que "hay familias monogamas y polígamas, de hombre-hombre, mujer-mujer, hombre-mono". Los jóvenes, integrantes de Arcópoli, la Asociación de Lesbianas, Gays, Transexuales y Bisexuales de la citada universidad, se declararon hartos de recibir "constantes insultos". "Déjadnos en paz, iros a los actos del PSOE", les gritó una mujer cercana a los 60 años.


Con esta particular forma de "salir del armario" en público, los integrantes de Arcópoli , esgrimieron la aproximación respetuosa a la diversidad personal y cultural, uno de los valores que integra el bloque de contenidos de la polémica asignatura. "Es necesario que se explique que hay diferentes familias y que tenemos una ley de matrimonios entre personas del mismo sexo", explicaron. Tras la clase llegó un intercambio de opiniones entre Arcópoli y HazteOir.org. Algunos, admitían que hablar de relaciones "hombre-mono" no había sido acertado. Pero siguen cargando contra una materia que "usurpa a los padres el derecho de formar a los hijos respecto a sus convicciones morales".

Fuente

No hay comentarios: