20 noviembre 2007

Los abusos sexuales en Alaska le cuestan a los jesuitas 34 millones de euros

La diócesis jesuita de Oregón, de la que dependían los sacerdotes de Alaska, acuerda pagar esa cifra para no ser llevada a juicio por 110 víctimas de abusos sexuales.

La Iglesia católica por vía de su archidiócesis de Los Ángeles también aceptó en julio pagar 450 millones de euros para compensar a las víctimas de abusos.



Los jesuitas de Oregón acordaron este domingo pagar una indemnización de 34,1 millones de euros (50 millones de dólares) a las víctimas de abusos sexuales por parte de los miembros de su diócesis de Alaska.

"Al parecer Alaska era terreno abonado para los depredadores sexuales", declaró Barbara Blaine, presidenta de la Red de Supervivientes de Abusos de Sacerdotes.

Con la cantidad acordada se pretenden archivar las demandas de 110 víctimas de distintos pueblos de Alaska en los que la comunidad jesuita de Oregón tenía destinados
a sacerdotes y misioneros voluntarios.

Los abogados de la acusación señalaron que se trata de la mayor indemnización aceptada por una orden religiosa (no por la Iglesia católica) hasta la fecha por este motivo y eso que no incluye la Diócesis de Fairbanks, que, según la acusación, tiene igual responsabilidad "en los abusos a gran escala de cientos de niños en los remotos pueblos indígenas de Alaska".

La orden, descontenta

El superior provincial de los Jesuitas de Oregón dijo que la orden estaba descontenta con las declaraciones hechas por los abogados de las víctimas, "las cuales creemos que son prematuras y que van en detrimento del proceso de curación".

Como es habitual en este tipo de acuerdos, el pago económico no exige que la admisión por parte de los jesuitas de ninguna conducta impropia.

Hasta ahora, la indemnización de mayor cuantía acordada por un caso de abuso sexual son los 450 millones de euros (660 millones de dólares) que aceptó pagar el pasado julio la archidiócesis de Los Ángeles, la mayor de Estados Unidos, a más de medio millar de demandantes por casos que se remontaban a los años cuarenta.

Fuente

No hay comentarios: