26 noviembre 2007

Ojo En La Ducha


Epi y Blas, pareja de hecho de la infancia de cientos -si no miles- de millones de niñas y niños de este mundo (el lado del mundo con tv) se han visto convertidos en materia "para adultos". Nada de jugar a mariconadas como eso de "Epi, pásame el jabón, que se me ha caído" cuando uno -más bien los dos- están en la ducha. Que las moralísimas mentes (léase mentes enfermas y enfermizas) de quienes protegen la moral pública no están por la labor de dejar tan explícito juego homo en los deuvedés que llegan a la infancia. Eso entre otras rezones que, según leo en El País, han hecho que al sacar en formato familiar las primera temporadas de Ábrete Sésamo en EEUU haya un aviso de que ese programa no es para menores.

Desde luego que YA no es para menores, y eso es lo triste del mundo actual. Una niña jamás deberá aceptar una galleta de un desconocido, porque ya se sabe que eso es una incitación a la pederastia. Ya no es un juego infantil y ojito a lo que juegan los niños y las niñas: ahora Lolita no sería aceptada para su publicación (aunque la tele sigue programando algo como Matrimoniadas versión 2, tan casposo y pobriño). En fin, que hay días en los que lo mejor es no pensar más en la infancia, por si acaso.

Fuente

No hay comentarios: