20 diciembre 2007

Policía DF recurre a agentes españoles para acabar con homofobia en sus filas

La Secretaría de Seguridad Pública del Distrito Federal mexicano (SSP-DF) intentará eliminar actitudes homofóbicas de sus agentes con programas de sensibilización, para lo que ha requerido la colaboración de policías españoles.

'La homofobia en la policía del DF está enquistada y es estructural', dijo hoy a Efe el agente de la Guardia Urbana de Barcelona Víctor Argelaguet, que junto con la cabo de los Mossos d'Esquadra catalanes Nuria Torres impartieron un taller a 35 agentes mexicanos.

'Me decían que nunca les habían hablado de sexualidad abiertamente, ni en su propia experiencia vital, lo que es indicativo de la situación en México', relató el sorprendido guardia español.

En 2007, la SSP-DF reconoció doce abusos por homofobia a cargo de la policía capitalina, confesión que Argelaguet consideró como positivo aunque sea 'la punta del iceberg'.

Con 80.000 policías, la dependencia reconoce que el taller impartido es sólo un 'primer paso' para erradicar la homofobia en sus uniformados.

Argelaguet y Torres, presidente y vicepresidenta de la Asociación de Gays y Lesbianas Policías españoles (Gaylespol), se reunieron también con representantes de la comunidad gay mexicana para que les trasladaran sus quejas.

'Por ir agarrados de la mano, al coche patrulla; palizas por estar haciendo el amor en su coche, trato degradante, chulesco...', le contó la comunidad gay mexicana al agente español.

El policía catalán reveló que los uniformados capitalinos usan como arma contra la comunidad homosexual el antiguo reglamento de moralidad pública, que ya no existe.

'En el taller los agentes me lo confirmaban, me decían: 'es nuestra cultura mexicana'', apuntó el policía español.

'Algunas experiencias que me han relatado, de suceder en Barcelona hoy, motivarían el fin de la carrera', valoró.

Otra de las quejas fue la saña hacia los clubes gays, concentrados en la llamada Zona Rosa de la urbe, algo que Argelaguet corrobora por el número de locales de este tipo precintados.

No obstante, la Zona Rosa del DF es 'un oasis' para la comunidad homosexual, ya que fuera de la capital hay 'centenares de asesinatos por odio al año, es una situación muy grave', dijo el agente barcelonés.

Para poner fin a los abusos, Argelaguet recomendó a las autoridades poner en marcha un mecanismo de quejas, a ser posible independiente, y establecer un régimen disciplinario muy duro en lo tocante a abusos a ciudadanos.

En julio de 2008, dos policías de la SSP-DF corresponderán a la visita española con su asistencia a la Cumbre Europea de Policías Homosexuales, que tendrá lugar en Barcelona.

Los agentes españoles también animaron a los jóvenes activistas homosexuales a contemplar la SSP-DF como opción de futuro profesional, para luchar contra la homofobia 'desde dentro'.

Fuente

No hay comentarios: