02 enero 2008

Carta abierta al Obispo de Tenerife

El Sr. Obispo de Tenerife, Bernardo Álvarez, ha demostrado en sus pasadas declaraciones que su pluralidad y caridad cristiana se encuentra en estos momentos en niveles muy bajos, donde seguramente han estado siempre. ¿Cómo es capaz de decir públicamente -lo mismo diría en el ámbito de lo privado- que los menores incitan al abuso sexual?, ¿no será que sus ojos están tan sucios, tan ávidos de carnalidad que hasta él mismo ve lo que otras personas normales no ven?, ¿será tal vez que pertenece a ese grupo de personas a las que sólo se les puede llamar enfermas por sus costumbres sexuales sobre los menores?, yo no lo sé, pero sus declaraciones, investido por las mas rancias capas y puntillas de su atuendo, otorgándose un poder que la Iglesia le ha dado, carecen de valor para la mayoría de la sociedad española, la cual es día a día más tolerante y abierta a la diversidad tanto en materia de orientación sexual como de identidad de género y otros valores desnormativizados.

Le recuerdo que la eclesiástica es la institución donde por imposición de los poderes fácticos de siglos atrás se ha dirigido la educación de nuestros menores y donde más abusos sexuales y morales se han cometido contra la infancia, adolescencia y la dignidad de las personas, abusos que la Iglesia trata de esconder bajo cualquier excusa.

Muchos de ustedes, Sres. dignatarios de la Iglesia, son, amén de pederastas, homosexuales, travestistas, (que no transexuales), esclavos del celibato y reprimidos sexuales y del placer de la vida, que han destrozado durante siglos la existencia de muchos niños y niñas a los que educaban en valores y enseñanzas impuestas por el castigo y la dictadura de su poder, y de los gobiernos que mantenían sus arcas, despensas y camas llenas de material con el que satisfacer sus bajas necesidades.

Sr. Bernardo Álvarez, ojalá Dios le llame pronto a su lado para colmarlo de bienes y felicidad, que aquí en la Tierra no nos hacen falta energúmenos como usted.

Fuente

No hay comentarios: