15 enero 2008

El Holocausto

 

El Tribunal Constitucional (TC) nos ha sorprendido al no condenar la negación del holocausto. La noticia saltó en ocasión del recurso del propietario de la librería Europa contra la sentencia que lo condenaba por este ahora no delito. Hay que acatar al TC que defiende la libertad de expresión, pero entiendo que falsear la realidad de millones de víctimas del nazismo se acerca a justificar aquel régimen. Como decía el exdiputado romaní Sr. Heredia, Le Pen debe de estar contento. El secretario general de la Coordinadora Gai-Lesbiana, Antonio Guirado, se mostraba preocupado por el refuerzo que esto supone para la ultraderecha. El próximo congreso de los Diputados ha de enmendar el Código Penal y poner las cosas en su sitio. En la Unión Europea lo ven diferente. Toulouse acaba de poner el nombre de un homosexual deportado por los nazis a una céntrica calle. Para gays y lesbianas esta es una doble negación porque el exterminio por razón de orientación sexual no fue reconocido hasta los años setenta. Ni gitanos ni homosexuales no recibieron ninguna indemnización por parte del Estado alemán. Deplorable. La democracia debe respetar a la historia.

 

Jordi Petit

No hay comentarios: