13 enero 2008

El PP intenta que la mujer sea el tercer sexo

Parecía que el asunto de la homosexualidad era la bestia negra de los conservadores españoles. En especial la denominación de matrimonio entre sexos iguales. Pues no, la mujer es aún más sospechosa para la derecha española. Resulta que hay denuncias de ciertas asociaciones que han provocado que un juez esté citando a decenas de mujeres que abortaron el pasado año. Parece que son asociaciones “pro vida”. ¡Qué aplomo! Y usted y yo, ¿no somos todos “pro vida”?

Puede ser que alguna clínica haya cruzado la legalidad en esto de los abortos. ¿Eso hace a todas las mujeres que han abortado o quieren abortar, delincuentes?
Lo que está pasando en la Comunidad de Madrid, es muy grave. Se plantea cercenar los derechos de la mujer al hilo de unos supuestos delitos de una clínica.
Pregunto: ¿qué pasaría si un homosexual apuñalase a su hijo adoptado? ¿Ibamos a condenar a todos los homosexuales que se casan y adoptan niños? Casi seguro que no.

Los homosexuales han conseguido conquistar derechos que hace cuatro días eran impensables. Todos los que creemos en la Libertad como concepto unívoco, estamos encantados.

Pero, mientras tanto, la mujer va a resultar que no es el segundo, sino el tercer sexo. Cien años de Simone de Beauvoire, para llegar a esto.

¿No hay ninguna jueza que haya abortado? Porque hay jueces homosexuales que se han casado con sus parejas. Aplausos. Pero ¿no hay nadie en el Poder Judicial que haya vivido la tragedia del aborto en persona o en la familia? No me lo creo.
Pues que digan algo.

Creo que se han dado pasos muy importantes (y muy valientes) en la Libertad de los españoles durante esta legislatura, pero me parece imposible entender que una mujer sea peor tratada en sus capacidades de decidir que un hombre o que un homosexual.


Cada mujer que, acompañada de un Guardia Civil, tiene que declarar ante un Juez cómo y por qué abortó el año pasado, me parece un paso atrás en la liberación de la mujer.

 
Es un triunfo de los conservadores y un fracaso de los progresistas.

Fuente

No hay comentarios: