31 enero 2008

En Murcia, jóvenes católicos predicarán "contra el matrimonio entre homosexuales, el aborto y el condón"

Una brigadista católica ultraconservadora expone su ideario

El obispo de Murcia-Cartagena, José Antonio Reig Plà, continúa adelante con su proyecto de lanzar a la calle su brigada de jóvenes activistas católicos, cuyo objetivo será el de recorrer las calles murcianas difundiendo las tesis de su fe. Una representante de lo que se ha dado en llamar Misión Joven, Marina Ortiz, ha concedido una entrevista a 20 Minutos, donde desgrana algunos de los pensamientos del brigadista católico medio “contra el matrimonio entre homosexuales, el aborto y el condón”.

700 jóvenes pretende reclutar el obispo de Murcia-Cartagena para su Misión Joven, que se pondrá en marcha el próximo 10 de febrero. Entre los brigadistas católicos que saldrán a las calles de Murcia en unos días se encuentra Marina Ortiz, que asegura que aunque al principio “me dio vergüenza y me costó decidirme”, al final ha decidido incorporarse a la tropa del obispo murciano y está “orgullosa de esta forma de acercar la Iglesia a los Jóvenes”. Aunque en su caso no llevará una guitarra para difundir la fe. Prefiere ir a los colegios “para invitar a la oración”.

 
En una sociedad “laicista”
Según Ortiz, actualmente estamos en una “sociedad cada vez más laicista” porque “la mayoría no sabe qué es la Iglesia y qué significa ser cristiano”. Por eso, entre otros motivos, ha decidido incorporarse a la Misión Joven para extender la fe de la Iglesia por la provincia de Murcia.

 
Durante la predicación
En cuanto a los que tengan que sufrir con su prédica, Marina Ortiz asegura que “habrá de todo”. Habrá quienes “se rían y les insulten” cuando se crucen con ellos por la calles y, también, algunos que “nos escuchen”. “Con que sólo podamos convencer a una persona habrá merecido la pena”, concluye.

 
Moral sexual
Marina Ortiz también se ha manifestado sobre la moral sexual de la Iglesia. “Estoy en contra del aborto, las bodas gays o el uso del preservativo”, sostiene, “y evidentemente daremos razones de porqué nos oponemos”. Eso sí, Ortiz matiza en la entrevista que “no estamos en contra de los homosexuales, sino de que se casen”.

 
Sin evolución en la Iglesia
Al mismo tiempo, Ortiz niega que la Iglesia deba “evolucionar” para conseguir más fieles. “La Iglesia no puede cambiar principios como la virginidad hasta el matrimonio”. Por ello “hoy día es más difícil encontrar a jóvenes cristianos con este pensamiento, pero la cantidad no es algo tan importante”.

Fuente

No hay comentarios: