07 enero 2008

La FELGTB pregunta al Partido Popular si va a seguir jugando a la ambigüedad con nuestras familias e hijos


• Que Mariano Rajoy no aclare si su partido derogaría la ley de matrimonios homosexuales nos llena de temor por nuestras familias e hijos.

• La ley aprobada en 2005 es garantía de igualdad de derechos y ha situado a España entre los países más respetuosos con los derechos humanos.


• De derogarse esta ley se romperían muchos proyectos de vida común y se dejaría en la indefensión legal a nuestras hijas e hijos.


Desde la FELGTB asistimos con preocupación a una continua catarata de ruidosas declaraciones y sonoros silencios de campaña electoral que el binomio Conferencia Episcopal-Partido Popular están realizando sobre nuestros matrimonios, sobre las familias e hijos de Lesbianas, Gays, Transexuales, Bisexuales. Poner en cuestión o negarse a aclarar si derogarían la ley que permitió el acceso al matrimonio independientemente de la orientación sexual, nos parece jugar irresponsablemente con nuestras familias y nuestros hijos y una injerencia intolerable de la jerarquía católica en nuestra vida privada.

La FELGTB pidió al Partido Popular hace casi un mes una reunión para conocer la postura de este partido respecto a nuestros derechos y reclamaciones y no hemos recibido respuesta alguna. Mientras, las declaraciones de Ana Pastor hablando de nuestros matrimonios como un “paréntesis” y los silencios de Mariano Rajoy, remitiendo su postura a anteriores declaraciones y a su recurso de inconstitucionalidad, solo han logrado sembrar el miedo y el temor entre nuestras familias e hijos. Antonio Poveda, presidente de la FELGTB se pregunta “¿Retiraría el Partido Popular la ley? Exigimos que nos lo aclare. Seguir jugando así a la ambigüedad con nuestras familias e hijos es inmoral e irresponsable. El Partido Popular ha de saber que de no mediar un gesto claro en apoyo de nuestra igualdad, será evidente para la sociedad que continúan estando contra nuestra igualdad, nuestras familias y la protección legal de nuestras hijas e hijos”.

La ley vigente está ya recogida en el código civil, publicada en el BOE, aplicada por los jueces del estado; está ya regulando el matrimonio civil en España, reconociendo legalmente en igualdad nuestras relaciones y protegiendo a nuestros hijos sin que ninguna otra familia se haya roto o haya visto afectada su convivencia. Para Antonio Poveda “El que el Partido Popular juegue a la ambigüedad mientras la jerarquía católica exige que mi matrimonio desaparezca es una agresión cruel y soberbia a mi familia, a mi vida privada. La sociedad ha abierto el matrimonio para que proteja nuestras familias e hijos. Si la iglesia quiere excluirnos de su matrimonio, está en su derecho, pero el matrimonio civil, para todos, y el canónico, para los creyentes, son dos cosas distintas y la jerarquía eclesiástica no acaba de aceptarlo.”

No hay comentarios: