23 enero 2008

Los británicos ya no rechazan el sexo prematrimonial ni la homosexualidad

LONDRES (AFP) — Una mayoría de británicos ya no desaprueban las relaciones sexuales antes del matrimonio o entre parejas del mismo sexo, aunque siempre manteniendo una actitud más tradicional en torno a la educación de los niños, según un estudio publicado este miércoles.

Un 70% de británicos no objetan las actividades sexuales antes del matrimonio, contra un 48% en 1984, según el informe preparado por el Centro Nacional de Investigación Social.

Dos tercios de británicos piensan que socialmente hay poca diferencia entre matrimonio y concubinato. Un 54% estima que una relación de pareja sólida no implica forzosamente vivir bajo el mismo techo y un 69% considera que se puede vivir una vida feliz y realizada manteniéndose soltero.

Un 32% de las personas interrogadas ven con malos ojos las relaciones entre personas del mismo sexo, pero un 42% estima que una pareja homosexual masculina no puede criar a los niños tan bien como una pareja heterosexual. Un 42% piensa que una personas sola puede criar un niño tan bien como una pareja, contra un 41% que piensa lo contrario.

"La pareja heterosexual no es más una norma social central", explica Simon Duncan, uno de los autores del informe, titulado: '¿Nuevas familias? Tradición y cambios en las relaciones modernas'.

"Los niños parecen tener un papel particular en la actitud de la gente frente a la vida familiar", señala este profesor de estudios sociales de la universidad de Bradford. "Si ellos están implicados, las estructuras familiares alternativas son consideradas menos aceptables".

La vida familiar británica ha tenido importantes cambios en las últimas décadas, en particular un importante aumento de personas que viven solas y una tasa de nupcialidad que es la más baja desde 1986, indican los autores.

Los pactos de "asociación civil", que dan a las parejas homosexuales derechos similares a los de una pareja heterosexual casada, fueron establecidos en Gran Bretaña en diciembre de 2005.

El estudio del Centro Nacional de Investigación Social británico fue elaborado en base a una muestra de 3.000 personas.

Fuente

No hay comentarios: