05 enero 2008

Rajoy no confirma si derogaría la Ley de Matrimonios Homosexuales de llegar al poder

Pese a tenerla recurrida ante el Tribunal Constitucional

Si algo queda claro es que a Mariano Rajoy le gusta nadar y guardar la ropa. Y las vacaciones de Navidad no han supuesto para el líder del PP ningún cambio o evolución con respecto a esta conducta. En este sentido, Rajoy se ha negado hoy a dejar claro si derogaría o no la Ley del Matrimonio Homosexual si llegara al Gobierno. Y es que, después de haber estado en diversas manifestaciones con los obispos en defensa de su modelo de familia, al PP le interesa ofrecer una imagen de moderación que en ningún caso posee. Por supuesto, el líder nominal del PP culpa al Gobierno socialista de la desaceleración económica, ante la que parece sentir una fuerte nostalgia del pasado aznariano.

“Mi posición es la misma que en meses y años anteriores”, respondió hoy Rajoy a la pregunta de si derogaría la Ley de Matrimonios Homosexuales –con la cual se equiparan estas uniones a las de personas de distintos sexos-. El Partido Popular tiene recurrida esta ley en el Tribunal Constitucional, a pesar de lo cual, el líder de la derecha ha preferido no manifestarse explícitamente ante los micrófonos.

Rajoy se escaquea
Reivindica Rajoy la “libertad de expresión” al ser preguntado por la pasada concentración de los obispos en defensa del modelo de familia tradicional. Una manifestación que no contó con su presencia pero sí con la de Jorge Fernández Díaz o Jaime Mayor Oreja, entre otros miembros del PP. Y es que Rajoy sabe que tanto la AVT como el Foro de la Familia no son buenas compañías a tan pocas semanas de los comicios. Interesado en pasar de puntillas, al presidente del Partido Popular le preocupa ahora “la economía de los españoles”.

¿Nostalgia de Aznar?
Más a gusto, en efecto, parece el líder popular al hablar de economía. Quizá el ciclo económico expansivo que encontró el PP en 1996 permite a Rajoy disfrutar de una cierta nostalgia. Por ello, ante “los datos preocupantes” y la “incertidumbre”, el presidente del PP anuncia un paquete de medidas económicas que su partido pondría en práctica en caso de ganar las elecciones.

“Vivir de la herencia”
De este modo, un Gobierno con Rajoy libraría a España de la crisis sobrevenida por el Gobierno socialista, que se ha dedicado "vivir de la herencia y de la inercia de la economía y ahora nos encontramos con la subida más importante del IPC desde el año 95".

Algunas de las medidas
Aunque no las deja claras, es más que probable que, entre las medidas que un Ejecutivo del PP implementaría, se encontrarían, a juicio de su líder, que todos los españoles que ganen menos de 16.000 euros no paguen impuesto de la renta ni tengan retenciones en sus nóminas y la subida de las pensiones.

Fuente

No hay comentarios: