08 enero 2008

Un hombre mata a cuchilladas a su compañero sentimental en Tremañes

Constantino Jesús Mesa Vega, de 59 años, falleció en la madrugada de ayer en su piso de la calle Pureza El supuesto asesino, Rafael G. S., de 41, fue detenido horas tras revelar el crimen por teléfono a la Policía

Un vecino de Tremañes de 59 años, Constantino Jesús Mesa Vega, falleció en la madrugada de ayer como consecuencia de las heridas de arma blanca causadas, supuestamente, por su compañero sentimental, un hombre de 41 años que fue arrestado poco después por la Policía. Fue el propio autor quien alertó a las fuerzas de seguridad de lo que había sucedido en el piso de la calle Pureza en el que ambos convivían desde hace aproximadamente un año y medio.

Rafael G. S. confesó haber matado a cuchilladas a su compañero después de una acalorada discusión. El detenido no opuso resistencia y «colaboró en todo momento con los funcionarios actuantes», tal y como explicaron ayer fuentes del Cuerpo Nacional de Policía. El detenido permanece en los calabozos de la Comisaría y está previsto que hoy preste declaración ante el juez de guardia.

Los hechos tuvieron lugar en torno a la medianoche de ayer y pasaron inadvertidos para los vecinos del inmueble. «No nos esteramos de nada. No oímos absolutamente nada que se saliese de lo normal», apuntaba entrecortado el inquilino del piso de al lado.

Manchas de sangre

La calma del edificio sólo se vio interrumpida en la mañana de ayer con la llegada de los efectivos policiales que se disponían a realizar una inspección de la vivienda. Fue entonces cuando la puerta de entrada, que ayer estaba precintada, se abrió y los vecinos pudieron comprobar como el suelo de la entrada estaba lleno de sangre. Lo que sucedió en el interior del piso es una incógnita, aunque son varias las personas que ya han testificado ante los investigadores manifestando que las horas previas al crimen observaron cómo el presunto asesino estaba en estado ebrio y se paseaba con una botella en la mano por los alrededores del edificio.

Funeral en Luarca

El fallecido, Constantino Jesús Mesa Vega, era pensionista y resultó beneficiario en un sorteo de viviendas de protección oficial en Tremañes. Allí residía desde hace un año y medio. Con él convivía su pareja -como apuntaron la Policía y los vecinos-, aunque de cara al vecindario se hacían pasar por hermanastros.

«Todos los vecinos sabíamos que eran novios y que en realidad no eran familia, pero nunca lo dijeron abiertamente», apuntaba una mujer que reside en la misma planta que el finado. Si los inquilinos del inmueble tenían sólo palabras de alabanza para el fallecido, bien distintas eran las opiniones relativas al presunto agresor. «Estaba todo el día bebiendo y llegaba borracho a casa muchas veces. Además, no se le conocía oficio ni beneficio», explicaban. El agresor practicaba la mendicidad a las puertas de la iglesia de San José y pasaba temporadas vendimiando, según comentaban los vecinos.

El fallecido recibirá cristiana sepultura mañana a las cuatro de la tarde en la iglesia parroquial de Luarca, de donde era originario y donde reside el único hermano (de padre) que tenía. El cuerpo sin vida del hombre de 59 años fue sometido ayer a una autopsia, que reflejó que la muerte le sobrevino a causa de varias puñaladas de arma blanca. Su cadáver será velado por la familia desde primera hora de la tarde de hoy en la sala número 10 del tanatorio de Gijón.

Fuente

No hay comentarios: