09 enero 2008

Zapatero, ante la intolerancia de los obispos: "Ni un paso atrás"

"No podemos mirar al centro-derecha europeo con los ojos de nuestro país"

El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, subrayó en el día de ayer que, frente a lo afirmado por los cardenales, “el Vaticano no ha dicho que hemos retrocedido en los derechos humanos”. Para el dirigente socialista, las palabras pronunciadas por los obispos de la Iglesia Española en Colón el pasado 30 de diciembre son simplemente “inaceptables”.

En una entrevista que el presidente del Ejecutivo socialista concedió a Hora 25, en la Cadena Ser, José Luis Rodríguez Zapatero recordó a los obispos españoles que en democracia “las leyes las hacen los representantes de los ciudadanos”. Asimismo, el líder de los socialistas subrayó que ningún gobierno español ha hecho más por las familias que el Ejecutivo socialista.

 
“Ni un paso atrás”
A este respecto, el jefe de Gobierno aseguró que, debido a la gran influencia que tienen “los sectores más integristas y conservadores de la derecha política y mediática”, si el Partido Popular gana las próximas elecciones generales, en Génova se verán obligados a derogar leyes que han avanzado en derechos sociales e individuales. En contraposición a los populares, Zapatero anunció su intención de no dar “ni un paso atrás con las leyes que extienden derechos”.


Derecha española
“No podemos mirar al centro derecha europeo con los ojos de nuestro país” indicó Rodríguez Zapatero, quien lamentó que el PP no se haya distanciado del mensaje de radicalidad e intolerancia emitido por los obispos en Colón.


Situación económica positiva
Igual de tajante se mostró José Luis Rodríguez Zapatero en materia económica. Aunque el presidente del Gobierno admitió que en los últimos meses ha habido “algunas incertidumbres económicas”, Zapatero afirmó que la situación económica de España "es positiva".

 
“Hemos ahorrado y repartido”
“La economía crece por encima del 3%, hemos creado 3 millones de empleos, y además, hemos ahorrado y hemos repartido”, aseguró Rodríguez Zapatero, quien se mostró especialmente satisfecho de las “ayudas a las rentas más bajas” que el Gobierno ha adoptado a lo largo de toda la legislatura.

 
Sin expectativas de diálogo
Respecto a ETA, Zapateró aseguró que “no hay ninguna expectativa de diálogo con ETA” en el futuro. Para el líder de los socialistas, lo más importante a día de hoy es que “todos juntos podamos reducir al máximo la capacidad de matar de ETA”.

 
“Salvar vidas”
En este sentido, Rodríguez Zapatero aseguró que si en el pasado dialogó con ETA, fue con el único fin de poder “salvar vidas”. “Desde que llegué a la presidencia del gobierno, mi primera precolación y obligación ha sido terminar con la violencia terrorista, y he trabado en esa dirección desde el primer día”, argumentó el Secretario General del Partido Socialista.

 
”Seria y creíble”
Sobre la investigación judicial que se ha abierto para esclarecer las circunstancias en las que el pasado lunes se produjo la detención del presunto etarra Igor Portu, Zapatero indicó que tiene “plena confianza en las formas de actuar de los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado”. Para el líder de los socialistas, la versión ofrecida por la Guardia Civil sobre lo acontecido es “seria y creíble”.

 
1,5 euros
Zapatero afirmó que sigue siendo “aliado del cambio y de las reformas”, por lo que espera obtener una mayoría amplia en las próximas elecciones generales. El presidente del Gobierno también se mostró dispuesto a tomarse próximamente un café con el ex presidente de Gobierno, José María Aznar. A este respecto, Zapatero apuntó que el precio de un café en 2008 es de 1,5 euros.

 

Fuente

No hay comentarios: