22 febrero 2008

El Ayuntamiento de Madrid aprueba por unanimidad una moción de urgencia contra la agresión a María San Gil

El Ayuntamiento de Madrid aprobó hoy por unanimidad durante el Pleno de febrero que se celebró en la Casa de la Villa una moción de urgencia presentada por el Grupo Municipal Popular para condenar la agresión sufrida por la presidenta del PP en el País Vasco, María San Gil, y sus escoltas en la Facultad de Económicas de la Universidad de Santiago de Compostela el pasado día 12.

   Dicha moción, que se trasladará al Gobierno central, a la Comunidad de Madrid y a la Fiscalía General del Estado, expresa la "solidaridad y apoyo al valiente comportamiento" de la popular, así como la "rotunda defensa de la libertad de expresión" por parte de la Corporación municipal.

   Asimismo, se instó al Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero a que, "ante cualquier situación de coacción a la libertad de expresión, interese la actuación inmediata y urgente del Fiscal General del Estado".

   Para el vicealcalde de Madrid, Manuel Cobo, "la gravedad de los hechos, su reiteración" con las agresiones a Rosa Díez en la Universidad Complutense de Madrid y a Dolors Nadal en la Pompeu Fabra de Barcelona, y la cercanía de las elecciones generales, el periodo más trascendente de una democracia" hacía necesaria esta iniciativa.

   "Debe haber las máximas garantías para que todos puedan "expresarse libremente, no ser coaccionados y mucho menos agredidos". "Además de estos tres casos, seguro que hay más gente que también ha sufrido hechos de este tipo, y extendemos la condena a ellos también", añadió Cobo.

   El vicealcalde hizo hincapié en la gravedad concreta de la agresión a San Gil por su experiencia anterior -ella estaba sentada a la mesa con Gregorio Ordóñez el día que fue asesinado por ETA- y por su constante amenaza de la banda terrorista, lo que "no es sólo un calentón de boca"

   "Si durante este periodo previo a las elecciones se impide hablar a personas que quieren transmitir proyectos se le hace un flaco favor a la democracia, pero si además se dice 'que te peguen un tiro' a un candidato añadimos una dosis de tensión muy mala", recordó Cobo, subrayando que, al margen de la amenaza, en estos tres casos concretos se trataba de mujeres y se intentaba impedirles su derecho a la libre expresión.

PSOE, DE ACUERDO CON MATICES

   El portavoz socialista, David Pérez, votó a favor de la moción y manifestó la "total repulsa" de su Grupo a actos similares "lo lleve a cabo quien sea, por los motivos que sea y quien quiera que sea el destinatario", pero echó en cara al PP que no haya realizado iniciativas similares cuando han ocurrido hechos del mismo tipo contra otras personalidades.

   "Nos hubiera gustado el mismo comportamiento cuando las agresiones eran contra personas que no son de su partido, que también desde Génova hubieran hecho algo cuando se insultó y boicoteó a Felipe González, o cuando los incidentes con el ex ministro José Bono, o más recientemente con el concejal Pedro Zerolo, que sufrió insultos homófobos cuando se guardaban cinco minutos de silencio delante de Cibeles", ilustró Lucas.

   Sobre este punto, Cobo entendió que "echara de menos una condena en el Ayuntamiento de Madrid", pero le reprochó que él, como portavoz de los socialistas en la capital, no la presentara ante el Pleno. "Entendería que me dijera esto si hubiéramos votado en contra, pero no por no haberla presentado, ya que lo podía haber hecho usted", espetó.

   También criticó Lucas el que algunos líderes populares, "como Mariano Rajoy, Esperanza Aguirre o Ángel Acebes", hayan responsabilizado implícita o explícitamente al Zapatero de los incidentes, a lo que el vicealcalde contestó que "quizá sólo se refieren a la responsabilidad" que el presidente del Gobierno tiene por sus palabras sobre "la tensión y el drama". "Por supuesto que no es responsable de la agresión, pero sí lo es políticamente del error que cometió al escapársela unas graves palabras de cara a unas elecciones cuando creía que el resto de los españoles no le oían", apostilló.

   Por último, David Lucas criticó "el uso partidista que se está haciendo de estos incidentes" y pidió al PP que "no se aprovechen de estos sucesos y que no los utilicen de forma electoral".

LOS ATAQUES SON "LA DERROTA DE LA INTELIGENCIA"

   Por su parte, el portavoz municipal de IU, Ángel Pérez, se sumó al rechazo general de actos como los vividos estos últimos días y los calificó como "la derrota de la inteligencia".

   "Son todo expresiones de violencia y lo mejor que podemos hacer es evitar tomar partido y ubicar estas agresiones en la derecha o en la izquierda, porque no están en ninguno de los dos lados", opinó Pérez, y añadió que "en una sociedad democrática madura el fascismo no es de derechas ni de izquierdas, sino que es el miedo a las ideas del que no tiene argumentos, es privar de libertad y suprimir los derechos, es intentar acobardar abusando de la fuerza en nombre de unos valores que se proclaman únicos, ciertos e indiscutibles. Es, en definitiva, la derrota de la inteligencia".

   El portavoz de la coalición de izquierdas concluyó reconociendo la importancia del matiz introducido por Cobo en cuanto a la especial gravedad del ataque a San Gil, pero también insistió en otros sucesos similares como los de Bono, Zapatero o Zerolo. "Es similar a la inseguridad y la violencia con la que otras personas se han enfrentado en toras partes", finalizó.

Fuente

No hay comentarios: