19 febrero 2008

¿Fin de partida?

SEIS PREGUNTAS

MIGUEL ÁNGEL MELLADO

Sí. Si yo escribo lo siguiente, en estos días de diluvioso agobio electoral: "Acabó, se acabó, acabará, quizás se acabe. Los granos se juntan, uno a uno, y un día, de repente, forman un montón, un montoncito, el imposible montón. Ya no se me puede castigar...". Usted, lector, pensará probablemente que el "se acabó" se refiere al castigo mitinero; el "montón", a los votos que pretenden cosechar los partidos; y el "ya no se me puede castigar" alude a la resignación de quien ha sido víctima de un fastidio tan grande que cualquier desastre por venir le afectará menos que al santo Job. Pues no. O sí. El texto entrecomillado pertenece a un pasaje de Fin de Partida, obra de Samuel Beckett, más conocido por su Esperando a Godot. Sobre Beckett hay una duda y un acuerdo. La duda: no se sabe si era más pesimista que nihilista. El acuerdo: sentía una desesperanza total sobre el ser humano, que es la que nos provoca a muchos la actitud límite, estólida y miserable de no pocos políticos, demasiado visible en estos días de exhibición electoralista. Y, sin embargo, entre un tonto elegido por uno y un franquete impuesto, siempre lo primero. Cuatro puntazos días antes del inicio de la campaña electoral:

Mítines. Los del PSOE parecen copiados de una misa evangélica del sur de EEUU. La palabra clave es Alegría. Todos juntos de la mano: "Bermejo gastó 250.000 euros de dinero oficial en reformar una vivienda estatal": Alegría, alegría. "El Ayuntamiento de Barcelona hará de comisario lingüístico de la Generalitat": Alegría, alegría. "De Juana Chaos se casó en la cárcel con dos testigos etarras": Alegría, alegría. "La alianza nacionalista veta a Bono como presidente del Congreso": Alegría, alegría. "El Ave Madrid-Barcelona funciona": Alegría, alegría. "La inflación, con un 4,3%, en el punto más alto en 13 años": Alegría, alegría. Si no está alegre, usted es un carca.

El pecado: ¿Fue a confesarse ZP con el nuncio de su Santidad como quien se cambia de ropa interior ante un fin de semana de pecado? ("Yo voy a empezar, a partir de este fin de semana, a dramatizar un poco", le confesó ZP a ese gran cardenal que perdió la Iglesia con la vocación periodística de Iñaki Gabilondo). Pecado, me parece, quizás por un arcaico sentido cristiano, que el nuncio y ZP acabaran la cena brindando con Möet Chandon. ¡Menudo voto de pobreza! La próxima, Delapierre.

Desaparecidos: Si vivimos en el reino de la alegría y los problemas no existen, ergo: no hay parados. Ahora, para bajar la estadística, mejor hablar de demandantes de servicios previos al empleo. Debates: Los habrá entre ZP y R. Fíjense más en los de los segundos espadas; de aquí saldrán los ministros. Tome los nombres de quienes le parezcan más tontunos porque de ellos serán los ministerios. Se admiten apuestas.

¿ADELANTAMOS SAN VALENTÍN?

SI. Lo bueno de San Valentín es que cae el 14 y aún queda dinero, no como a final de mes. Si la crisis se acentúa, los influyentes san Isidoro Alvarez, del Corte Inglés, y san Amancio Ortega, de Inditex, podrían plantear que se adelante más. Este año las rosas han estado más caras por el conflicto en Kenia, productor del 25% de flores vendidas en Europa por San Valentín.

¿EL TABACO SIEMPRE GANA?

SI. En Madrid, gracias a Esperanza Aguirre, fumadora de puros. En el mundo, porque el capitalismo es listo y vivo. Como en los países occidentales los Gobiernos han endurecido la prevención (según un estudio en EEUU, cada cajetilla acaba costando 35 dólares al Estado, por enfermedades...), la industria tabaquera se desplaza a la India y China. Rizos del destino: Colón quería llegar a las Indias y acabó en Santo Domingo. Allí fue recibido por indígenas con "fruta, lanzas de madera y hojas secas que desprendían una fragancia distinta...". Colón trajo el tabaco a Europa y 500 años después es en las Indias de China, con el 25% de fumadores de todo el mundo, donde el negocio se sostiene.

¿SONRISAS CIENTÍFICAS?

SI, despiertan estudios como uno alemán que asegura que mirar pechos de mujeres bien dotadas durante 10 minutos al día prolonga la vida de los varones una media de cinco años. Habrá que probar, si nos dejan. También parece que la fidelidad depende de los genes. En la carga genética llevamos escrito si tendemos a monógamos o a polígamos. ¿Cómo será el gen del monógamo sucesivo, tan habitual?

¿SER TRANSEXUAL EN IRÁN?

NO es un problema. Se estima que hay 150.000. Después de Tailandia es el país con más operaciones de cambio de sexo. Los ayatolás no lo condenan. ¿Saben por qué? El Corán condena explícitamente la homosexualidad pero nada dice de los transexuales, así como el trigo se convierte en harina y la harina en pan. Lógica coránica.

¿EL PELIGRO DE OBAMA?

SI, no es Hillary Clinton. Es Al Gore. Ya le pasó al demócrata Howard Dean, en 2003; iba ganando a John Kerry hasta que Gore se decantó por Dean. Desde ese momento, Kerry barrió. Si Gore, el nuevo profeta verde, fuera un cenizo, otra preocupación más ante el imparable cambio climático. El final es inevitable.

 

Fuente

No hay comentarios: