14 febrero 2008

Un grupo de neonazis ataca a un joven de Castelló y le graba una esvástica en la cara

 

agresion

La Policía Nacional de Castelló y la Fiscalía investigan una escalada de violencia perpetrada por militantes de extrema derecha de estética neonazi que se tradujo el pasado fin de semana en el ataque a un establecimiento de hostelería -en la madrugada del viernes- y la agresión con arma blanca a un joven vinculado a colectivos antirracistas cuando caminaba sólo hacia su casa, cerca de Rafalafena, en la madrugada del sábado.

La denuncia indica que la víctima fue sorprendida por un grupo de entre 3 y 4 personas con indumentaria neonazi que le inmovilizaron y le provocaron varios cortes lineales en la mejilla. Según documenta la policía, los individuos increparon al mencionado joven mientras surcaban heridas en su rostro con un arma blanca indeterminada -cuter, navaja u objeto punzante- gritando "¡rojo de mierda, te vamos a matar, te hemos localizado, estáis muertos".


La rapidez del ataque únicamente permitió al agredido observar que se trataba de varones de entre 20 y 30 años de edad y que uno de ellos -el que le agarró rodeándole con los brazos- vestía una cazadora "bómber" color oscuro y lucía "un parche en la manga derecha con una cruz gamada". Posteriormente, los agresores emprendieron la huida por las calles adyacentes.


El parte médico que obra ahora en manos de la Fiscalía y del Juzgado de Instrucción de Guardia indica la presencia de "erosiones lineales en hemicara derecha" entre las que se percibe el intento fallido de trazar una esvástica mientras la víctima intentaba oponer resistencia.


El atestado policial indica que, según los denunciantes, estos hechos guardan relación con el ataque sufrido horas atrás por un local de ocio nocturno frecuentado por personas que también simpatizan con colectivos antirracista y que pertenecen al círculo de amistades del joven que horas más tarde fue agredido con arma blanca.


En el caso del viernes, las actas policiales exponen que alrededor de nueve individuos lanzaron piedras contra la puerta y los cristales de la misma. Algunos de los agresores -todos ellos de estética neonazi- fueron detenidos por la policía local. Mientras los agentes procedían a la comprobación de datos, uno de los arrestados amenazó de muerte a los clientes del establecimiento: "A estos lo que había que hacer es matarlos a todos".

 
Diversos colectivos antirracista condenaron ayer estos hechos violentos y pidieron públicamente que las autoridades adopten medidas para evitar que los ataques sigan incrementándose, dado que los movimientos neonazis suelen multiplicar sus ataques contra agrupaciones antirracista durante las fiestas de la Magdalena. No pasa desapercibido que el informe Raxen 2007 del Movimiento contra la Intolerancia revela que Castelló se encuentra entre los 200 municipios que registraron actos de violencia o apología neonazi durante 2006.


En concreto, se trató de una agresión de 40 individuos armados contra el Casal Jaume I, una paliza a una transexual y la existencia de castellonenses en un grupo de música del odio bautizado como Invicta y la publicación de blogs en la web del Ayuntamiento de Castelló.

Fuente

No hay comentarios: