15 marzo 2008

De los 'Kikos' al club de alterne

Silencio en el PP sobre el ex edil, que devuelve los 50.804 euros que gastó en prostíbulos gays

1205531344563palma400dn

Javier Rodrigo de Santos, ex teniente de alcalde de Urbanismo del PP en el Ayuntamiento de Palma, devolvió ayer los 50.804 euros que presumiblemente gastó entre los años 2005 y 2007 en clubes de alterne a cuenta del erario público, según confirmaron fuentes del consistorio palmesano, donde se recibió un burofax en el que De Santos dice que lo ocurrido se debe a un error ocasionado por "problemas de salud".

Según algunas fuentes, De Santos ha reconocido ante compañeros de trabajo de la Delegación de Hacienda en Palma su adicción a las drogas.

Suspendido de militancia, hoy poca gente de la dirección del PP dice conocer bien a Rodrígo de Santos cuando se pretende elaborar un perfil del ex-regidor de Urbanismo del PP. Todos remiten a su valedor, Jaume Matas, residente en Washington desde que dimitió como presidente del PP balear cuando perdió la posibilidad de gobernar de nuevo en 2007.
La misma ex-alcaldesa del PP de Palma, Catalina Cirer, afirmaba lo siguiente el jueves en rueda de prensa: "Éste no era el Rodrigo de Santos que yo conocía hasta ayer".

Casado, con cinco hijos, de misa casi diaria, el que fuera hombre de Matas, coordinador por orden de éste de las campañas del PP en las locales y autonómicas del 2003, es ahora casi "un desconocido" en Mallorca.

Fue Matas quien le colocó en el ayuntamiento, dicen que para "vigilar" a la alcaldesa Catalina Cirer, una incondicicional del ex presidente del Govern Balear Gabriel Cañellas, a quien Rodrigo de Santos se atrevió a echar de su despacho de Urbanismo en una ocasión.

Tuvo duros enfrentamientos con la ex-consellera de Sanitat socialista Aina Salom, durante el anterior gobierno del Pacte de Progrés, cuando era director provincial del Insalud por un conflicto de ambulancias, y también llegó a criticar abiertamente al partido con el que gobernaba el PP en la anterior legislatura, Unió Mallorquina, por su política urbanistica en el Consell de Mallorca.

Se le considera cercano a la ex ministra de Sanidad de José María Aznar Ana Pastor, a quien buscó alojamiento en Mallorca durante unas vacaciones.

Un discurso duro

Oficialmente nadie sabía de sus correrías nocturnas en ambientes homosexuales de Palma, aunque eran un secreto voces desde hacía tiempo. El ahora ex concejal había sido implacable con un club de alterne de Palma, el Top Models, cerrado en su etapa como responsable de Urbanismo.

Y en el pleno de junio de 2005, aquel en el que se debatíó sobre las bodas gays, aseguró que ésa era cuestión que no interesaba a nadie. Tan duro era su discurso que se le atribuían afiliaciones al Opus Dei y a los Legionarios de Cristo, aunque sólo reconoció estar cercano al Movimiento Neocatecumenal, los Kikos, con el que asistió en Valencia al encuentro de familias con el Papa en 2006.

Ayer, la portavoz del Govern, Margarita Nájera, pidió ayer prudencia a todos en cuanto al análisis e información sobre el caso, por respeto a la familia y sobre todo, a los hijos de De Santos, quien se halla de baja laboral como funcionario de la delegación de Hacienda de Baleares.

Sobre ese aspecto, el delegado del Gobierno, Ramón Socías informó de que De Santos dejará de ocupar el segundo puesto en la Delegación de Hacienda hasta que la Fiscalía decida sobre el caso de presunta malversación.

También ha sido reconocida la actitud prudente de la alcaldesa socialista de Palma, Aina Calvo, quien a pesar de haber detectado las irregularidades contables en febrero, esperó a que pasaran las elecciones generales del 9 de marzo para no contaminar la campaña.

El concejal de Esquerra Unida-Els Verds, Eberhard Groske, rechazó ayer hacer valoraciones de carácter personal, pero pidió al PP que incluya la ética política y el comportamiento de los cargos públicos en el proceso de reflexión tras las elecciones.

Público

No hay comentarios: