24 marzo 2008

Educación contra el rechazo

El coordinador de 'Decide-T' en Alicante asegura que la xenofobia y homofobia seguirán en las escuelas hasta que se respete al otro

15117040

Educar desde niños. La xenofobia y la homofobia "estarán muy presentes en la escuela" mientras la educación "no permita reconocer al otro como un auténtico otro", según aseguró el coordinador de la asociación de lesbianas, gays, transexuales y bisexuales de Alicante, Decide-T, Manuel Velandia.


En una entrevista concedida a Efe, Velandia, destacó que uno de los retos para los próximos años debe ser la lucha contra la xenofobia y la homofobia en la escuela.
Para este sociólogo y experto en Educación colombiano, la asignatura de Educación para la Ciudadanía puede ser una buena herramienta para ello, porque permite "reconocer al otro como un auténtico otro".


"En la escuela aprendemos las relaciones en la vida cotidiana y ahí empiezan a aparecer la xenofobia, la homofobia, la lesbofobia y la transfobia, y si no aprendemos a convivir en este espacio, va a ser difícil que el otro esté en nuestro trabajo, en nuestro barrio y en nuestra vida cotidiana", explicó.


En su opinión, también "deberían sancionarse las manifestaciones públicas de homofobia", y debería elaborarse un "plan concreto de inclusión social para las minorías sexuales, especialmente en el caso de las personas transexuales, que son las más discriminadas". De esta manera, el coordinador de Decide-T y cofundador del Movimiento Homosexual Colombiano indicó que "cuando alguien se presente a un puesto de trabajo, su sexo, su género o su orientación sexual no debe ser algo a tener en cuenta".


Apoyo a la reproducción
Entre los retos para el futuro, Velandia ha destacado la creación de normas de apoyo para la reproducción asistida en los casos de parejas lésbicas y homosexuales.


Velandia consideró que en España debería haber "leyes claras contra el racismo, la xenofobia y la homofobia", y que la ley de asilo debe tener en cuenta cuestiones como la discriminación sexual, especialmente para aquellos "homosexuales y transexuales que en sus países pueden ir a la cárcel o ser condenados a muerte".


El coordinador explicó que "cuando empezamos a entender que el mundo es más amplio, lo que no le pasa a la responsable del Registro Civil de Dénia, Laura Alabau, comprendemos la peligrosidad que hay en la vida cotidiana para ciertas personas".


Velandia tuvo que huir de Colombia el año pasado y está pendiente de que se le conceda el asilo en España por la defensa que allí hizo de la ampliación de derechos para estos colectivos y por la persecución que sufrió por parte de los paramilitares, que incluso lanzaron una granada contra su casa en 2002.


"España es el primer país que ha aceptado casos de asilo por discriminación sexual", recordó el sociólogo, quien aseguró que, "cuando se es inmigrante y homosexual, se suman dos condiciones donde el rechazo y la discriminación pueden ser mayores".


En su opinión, España también se ha convertido en un referente para otros países, que aunque en muchos casos iniciaron antes sus reformas legales para permitir las uniones entre parejas del mismo sexo, "no tienen normas tan completas ni han podido resolver las contradicciones con los sectores más conservadores, como la Iglesia Católica".


Asimismo, destacó el caso de Estados Unidos, donde se reconoce la unión entre personas del mismo sexo en algunos Estados, pero donde también se producen retrocesos importantes en otros trece.

Las Provincias

No hay comentarios: