30 marzo 2008

La Guardia Civil analizará si 'Clandestinos' es ofensiva para la institución

Dos meses después del estreno, la película de Antonio Hens sobre un romance gay en el entorno 'abertzale' vasco causa polémica

Dos meses después de pasar sin pena ni gloria por la cartelera, la película de Antonio Hens "Clandestinos" empieza su carrera por los inflamados derroteros de la polémica. Esta historia satírica sobre un joven enamorado de un miembro de la banda terrorista ETA ha sido acusada a través de diversos portales de Internet de enardecer el terrorismo con una de sus imágenes promocionales y de dañar la imagen de las fuerzas del orden. El último capitulo en la resurrección de la película ha sido el anuncio hoy por parte de la Guardia Civil de investigar si la película incurre en delito de ofensas a dicha institución.

foto clandestinos

En una nota, el instituto armado explica que la decisión se ha tomado a la vista de las informaciones publicadas sobre la película en la que "supuestamente aparecen secuencias que pudieran ser consideradas ofensivas para la Guardia Civil".

La polémica empezó con la publicación de un post firmado por Paco Pimentel en la web del partido político UPyD. En el post se expresaba el malestar con la foto que acompañaba un artículo titulado 'Satirizando el terrorismo' publicado en la revista Zero, revista de tirada nacional orientada al público gay, que comentaba de manera crítica la película de Antonio Hens. En la foto, el actor protagonista, Ismael Rodríguez, posa desnudo y pistola en mano mientras un guardia civil le practica una felación. A las críticas de Pimentel se añadieron las de los portales Hazteoir.org, MinutoDigital.es y LibertadDigital.es que en diversos artículos comentaban la provocadora imagen publicitaria, atacaban a las autoridades socialistas andaluzas por subvencionar "tan desproporcionada película" y llegaban a afirmar, falsamente, que durante su proyección en el Festival de Cine Gay de Madrid se oyeron vítores a la banda terrorista.

La película, subvencionada por la Diputación de Málaga y producida por tres productoras independientes, se estrenó a mediados de febrero en un cine de Madrid después de pasar por diversos festivales de cine de temática gay españoles. La película narra en clave satírica la historia de Javi, un joven problemático que se escapa de un correccional junto a dos compañeros para ver a su amante: un miembro en activo de la banda terrorista ETA. Sin dinero, Javi se prostituye y su primer cliente resulta ser un Guardia Civil, interpretado por el veterano actor Juan Luis Galliardo, que se enamora perdidamente de él sin saber que, en realidad, el chapero es un gudari.

Su director se muestra tranquilo ante las pesquisas de la Guardia Civil. "Estoy muy contento de que la Guardia Civil vea muy película", indicó, "y compruebe que todas los ataques son fruto de falsedades y mentiras: 'Clandestinos' no tiene ninguna escena de sexo explícito ni de violencia más allá de la que protagonizan varios menores y unos vigilantes". Tan tranquilo como su guardia civil protagonista, el actor Juan Luis Galliardo: "es bueno que la Guardia Civil la vea para que comprueben que se trata con el máximo respeto al Cuerpo".

La revista Zero ha emitido un comunicado al respecto:

"Ante la campaña de difamaciones orquestadas por grupos radicales de extrema derecha mediante comentarios, mails y noticias vinculando a Zero con el terrorismo, aclaramos:

Que a través de un portal de información minoritario, la organización Hazte Oír ha calumniado a este medio publicando: "ZERO, revista del 'lobby gay', y la apología rosa del tiro en la nuca" a propósito de una crítica cinematográfica de la película de Antonio Hens, Clandestinos, y el uso de una imagen promocional de ésta.

Zero, como medio de comunicación independiente, promueve la defensa de las libertades y de los derechos humanos y jamás ha compartido, comparte, ni compartirá ideologías que atenten contra las libertades personales, sean individuales o colectivas. Por tanto, Zero Press SL, sociedad editora de la revista emprenderá acciones legales contra aquellos que han divulgado las calumnias que han sido dirigidas a esta revista y por tanto, directa o indirectamente, al público al que nos dirigimos, el colectivo homosexual".

El País

No hay comentarios: