12 abril 2008

Amnistia denuncia que más de 4.000 inmigrantes, homosexuales, indigentes o prostitutas son atacados

Más de 4.000 inmigrantes, homosexuales, indigentes o prostitutas son víctimas de agresiones racistas o xenófobas cada año en España, según el informe 'Entre la desgana y la invisibilidad' presentado por Amnistía Internacional (AI), que cita datos de la Red Europea de Información sobre Racismo y Xenofobia.

 
Para el director de AI, Esteban Beltrán, "son muchas más de 4.000 los ataques que se producen en España" pero la falta de un registro oficial no permite conocer "la magnitud del problema". "Desgraciadamente, las agresiones de este tipo en nuestro país no son un hecho aislado", sentenció.


Este informe destaca asimismo que entre 11.000 y 15.000 españolas pertenecen a organizaciones racistas, según el órgano de la Comisión Europea contra el Racismo (ECRI), que a su vez alerta del incremento cada año de publicaciones y páginas web xenófobas, racistas y antisemitas.


Además, Beltrán denunció que los operadores judiciales no tienen en cuenta la agravante de racismo, como lo demuestra que sólo se haya alegado en 14 juicios entre 1996 y 2005, aplicándose sólo en seis


Según este estudio, España todavía no ha puesto en marcha el Consejo de Igualdad de Trato aprobado en 2003 y es, además, uno de los díez países europeos que no ha ratificado el Convenio contra la trata de seres humanos, que entró en vigor el 1 de febrero de este año

.
Por si fuera poco, agregó Beltrán, el Observatorio Español contra el Racismo y la Xenofobia no ha publicado datos que permitan percibir la evolución de estas agresiones, lo que "muestra la desgana y el desinterés de las autoridades españolas para combatir este fenómeno". "Estamos a la cola de Europa en esta lucha", sentenció

.
Igualmente, Beltrán advirtió de que el porcentaje de personas que muestran actitudes hostiles hacia los inmigrantes se ha incrementado de forma llamativa en los últimos años en España. Según los datos del Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS), se ha pasado del 8 al 32 por ciento entre 1997 y 2004, "aumentando de forma considerable a partir del año 2000".


Por ello, el presidente de AI pidió al Gobierno socialista que desarrolle de manera urgente y eficaz el plan estatal contra este tipo de violencia, tal y como se recoge en su programa electoral.

Sentido G

No hay comentarios: