25 abril 2008

Berlusconi: "Mejor ocuparse de los transportes que de los homosexuales"

Il Cavaliere justifica que Italia haya perdido la cartera europea de Justicia

Es más conveniente para Italia "ocuparse de los transportes que de los homosexuales". Ésa es la respuesta de Silvio Berlusconi, primer ministro in pectore, a su antecesor, Romano Prodi, quien le había criticado por negociar con la Comisión Europea, sin consultarle, el cambio del comisario italiano de Justicia, Interior y Seguridad (Franco Frattini, su nuevo ministro de Exteriores) a la cartera de Transportes que ocupa ahora el francés Jacques Barrot. "Algunos se han sorprendido de esta decisión", declaró Berlusconi a la cadena de televisión Teleroma 56, "pero es mucho más interesante para nosotros ocuparnos de infraestructuras y transportes que de los homosexuales".

Berlusconi_primer_ministro_electo_Italia

Las palabras se refieren, probablemente, a la negativa del Parlamento europeo a aprobar el nombramiento de Rocco Buttiglione, propuesto en 2004 por Berlusconi para comisario europeo de Justicia, y que fue rechazado por la Eurocámara por mantener posiciones homófobas.

La discreta negociación entre Berlusconi y el presidente del Ejecutivo comunitario, José Manuel Durão Barroso, parece un movimiento hábil. La prioridad del nuevo Gobierno es salvar su arruinada compañía aérea de bandera, Alitalia, y construir las grandes infraestructuras que la izquierda decidió frenar para contener las cuentas públicas, entre ellas el Puente sobre el Estrecho de Messina, varios grandes puertos y la alta velocidad, en particular la línea Lyon-Turín.

Alitalia es el problema principal. Ryanair presentó ayer un recurso en Bruselas contra el préstamo de 300 millones concedido a la compañía pública vía Consejo de Ministros extraordinario y lo calificó de "ayuda de Estado ilegal". La UE reclamó a Italia que aclare las condiciones. El Gobierno dijo que responderá en diez días. Berlusconi tratará de convencer a Bruselas de que ha bombeado dinero público por meras "razones de orden público", para evitar como sea la quiebra de Alitalia. Según revela la prensa italiana, Il Cavaliere ha visualizado así la magnitud de la tragedia: "Los sindicatos paralizarían el país, tomarían las calles y luego marcharían hacia el Palacio Chigi".

Las voces críticas y las advertencias al Gobierno no nato (que debe constituirse la primera semana de mayo) empiezan a llegar desde ángulos distintos. Desde Nueva York, un portavoz del Fondo Monetario Internacional recordó ayer a Berlusconi que necesita tomar "acciones rápidas" desde el punto de vista fiscal para "salvaguardar" los ingresos alcanzados en 2007, además de acometer reformas estructurales -en primer lugar las liberalizaciones- si quiere impulsar la economía. Desde el Quirinale, el presidente de la República, Giorgio Napolitano, abrió las conmemoraciones del Día de la Liberación, que se festeja hoy, con un mensaje cargado de significados en el que alienta a los jóvenes a "oponerse a los nuevos autoritarismos e integrismos que representan la negación de los principios y valores que inspiraron la lucha por la liberación" del fascismo.

El protagonismo del día será para el cómico Beppe Grillo, que ha logrado inscribir a más de 100.000 personas para el segundo V-Day (Día del Vaffanculo), que se celebrará hoy en 400 plazas de Italia, "por una información libre y un Estado libre". "El 25 de abril", explica el actor, "nos liberamos del nazifascismo; 63 años después, podemos liberarnos del fascismo de la información". Grillo recuerda que, en unos días, Berlusconi será dueño de las seis cadenas principales de televisión del país.

Para que no faltara nadie, un visitante inesperado, Tony Blair, llegó a Roma para entrevistarse con diversas fuerzas políticas y religiosas. Tras reunirse durante más de una hora con el perdedor en las elecciones pasadas, Walter Veltroni, el ex primer ministro británico acudió a saludar a Berlusconi y se encontró con el candidato de la izquierda a la alcaldía de Roma, Francesco Rutelli, que el domingo y el lunes se juega con el posfascista Gianni Alemanno, aliado de Berlusconi, una segunda vuelta electoral a cara de perro. Veltroni abandonó la alcaldía, que había ganado por segunda vez en 2006 con el 62% de los votos, para liderar la campaña del Partido Democrático.

El País

No hay comentarios: