12 abril 2008

Comparece ante la justicia el edil popular que se gastó 50.000 euros en clubes gays

“El Partido Popular se equivocó con esta persona"

0000009988

Rodrigo de Santos López, el edil del Partido Popular de Palma de Mallorca que presuntamente se gastó más de 50.000 euros del erario público en clubes de alterne homosexuales, aportó el pasado miércoles informes médicos para acogerse a su derecho a no declarar.

De Santos debería haber comparecido el pasado jueves ante el Juzgado de Instrucción número 5 de Palma, pero el ex edil del Partido Popular prefirió adelantar “por sorpresa” su visita a los juzgados.

 
“Trato de favor”
Que el ex concejal cumpliera con la justicia un día antes de lo previsto ha sido visto como “un hecho sin precedentes” en la historia judicial de Baleares. El diario Última Hora incluso habla de un “flagrante trato de favor a un imputado”.

 
Familia y amigos
Rodrigo de Santos, en tratamiento médico en una clínica privada de desintoxicación en Madrid, acudió a declarar acompañado por varios familiares y su abogado. Sin embargo, de Santos no contó con el apoyo de ninguno de sus compañeros de partido.

 
“Fuera del partido”
“El PP se equivocó con esta persona y no perderé ni dos segundos en defenderle. Le deseo lo mejor, pero fuera del partido”, indicó Miguel Ramis, portavoz del Partido Popular.

 
Balones fuera
Desde que se conoció la noticia, el Partido Popular ha intentado desmarcarse del que fuera teniente de alcalde y concejal de Urbanismo del ayuntamiento de Palma de Mallorca. La propia alcaldesa, Catalina Cirer, aseguró recientemente que se enteró de lo acaecido tan sólo un día antes de que saltara la polémica.

 
“Soy adicto a la cocaína”
“Jamás sospechamos nada. Todo lo contrario. Yo me enteré un día antes de salir el caso en los periódicos. Era miércoles por la tarde. Javier me llamó y me dijo: «Catalina, perdóname. No me he portado bien... He hecho cosas horribles... Catalina, soy adicto a la cocaína». Pero no me dijo una palabra del dinero ni de los gays. Yo no me lo podía creer”, declaró Cirer en Interviú.


Más querellas
El problema, es que los escándalos de Rodrigo de Santos al frente de la concejalía de Urbanismo podrían no limitarse a fiestas pagadas con dinero del erario público en clubes de temática homosexual. En la actualidad, la fiscalía anticorrupción ultima una segunda querella contra de Santos por el castillo del Parc de sa Riera, un parque de juegos infantiles que costó a las arcas municipales 1,4 millones de euros.

El Plural

No hay comentarios: