10 abril 2008

El fiscal acusa a un policía de acoso sexual a cuatro vigilantes

Les proponía mantener relaciones en el complejo comercial de El Triangle

"Me miraba constantemente y me seguía. Estaba muy nervioso. Un día me dijo que le gustaba y que quería tener relaciones sexuales conmigo". Esas palabras salieron de la boca de un fornido vigilante de seguridad del complejo comercial de El Triangle, en la plaza de Catalunya. Y se refería a la actitud de Luis V. B., un policía nacional juzgado ayer en la Audiencia de Barcelona por el presunto acoso a cuatro empleados de Prosegur. El fiscal reclamó para él un año y seis meses de prisión por un delito de coacciones. La defensa solicitó la absolución y, de forma alternativa, una multa por una falta.


El policía negó las acusaciones, aunque reconoció que había acudido en más de una ocasión al centro comercial porque uno de sus sótanos "era un lugar de reunión de homosexuales", donde proliferaban los contactos sexuales. Admitió que era gay y que había tenido una relación con un compañero de los vigilantes que le denunciaron en el 2005. "No les pregunté nunca si querían mantener relaciones", declaró el policía. También desmintió que enseñara la placa de policía a los denunciantes, como estos sostienen.


Los cuatro vigilantes insistieron en que el imputado les había acosado. En algunos casos las proposiciones fueron directas y, en otros, el policía, según esta versión, se insinuaba a los guardias de seguridad preguntando si sabían lo que ocurría en los lavabos del centro comercial. En este sentido, una de las víctimas confirmó durante el juicio que uno de los sótanos del complejo comercial se había convertido en un "lugar de ambiente homosexual".


PERSECUCIÓN
Un afectado detalló que el policía le llegó a decir, tras insinuarse, que podía estar tranquilo porque él "era muy discreto". Otros vigilantes relataron cómo observaron que el agente estaba esperando por la noche en un banco o la persecución que sufrió uno en un tren. "Era una situación muy desagradable", afirmaron las víctimas.

El Periodico

No hay comentarios: