24 abril 2008

El retorno de la sífilis, la gonococia y las clamidias pone en guardia a Salut

REAPARICIÓN EN CATALUNYA DE DOLENCIAS CASI EXTINGUIDAS

  • Las enfermedades de transmisión sexual más graves aumentan el 40% cada año desde el 2005
  • La Generalitat ofrece clases sobre las infecciones a médicos de familia que no las han visto jamás
  • f032mh02

     

    Cinco años después de los primeros indicios que alertaron de la reaparición de la sífilis, la gonococia y las clamidias --infecciones de transmisión sexual casi extinguidas en los años 80--, el extraordinario avance de esas enfermedades ha movilizado a la Conselleria de Salut, que se apresura a refrescar en la memoria de los médicos de familia los signos de detección de estos contagios. Las infecciones por sífilis aumentaron el 40% entre el 2005 y el 2006 (último periodo contabilizado en Catalunya). Los contagios de clamidias avanzaron ese año el 31%, y los de gonococia, el 40%. En ese periodo, se triplicó la cifra de bebés afectados por oftalmía neonatal, una enfermedad ocular próxima a la ceguera, que desarrollaron al recibir el gonococo materno durante la gestación.


    Estas tres enfermedades bacterianas pueden tener curación farmaco-
    lógica si se las detecta a tiempo. Si no se tratan, dan lugar a secuelas neurológicas y ginecológicas muy graves, en especial la sífilis.


    La mayoría de los facultativos catalanes no han visto ni han diagnosticado jamás una sífilis, advierte Jordi Casabona, responsable del control epidemiológico de las enfermedades de transmisión sexual y sida en Catalunya. Sin una formación específica, pueden pasar desapercibidas las lesiones cutáneas o las úlceras bucales que identifican un proceso sifi-lítico. Algo parecido ocurre con el resto de los contagios de origen sexual. De ahí que Salut ya esté impartiendo a médicos de familia cursos sobre esas enfermedades.


    OFERTAS EN INTERNET
    Las cifras de infectados reflejan una tendencia iniciada a finales de los años 90, cuando la nueva generación de fármacos antisida dio un vuelco radical a la evolución del VIH y detuvo las muertes fulminantes por sida. La progresiva disminución del miedo a dicho virus ha fomentado el sexo sin preservativo y ha propiciado también los contagios por el VIH. Los expertos, no obstante, consideran que la actitud frente al sida no es la única explicación del extraordinario regreso de las infecciones sexuales.


    El factor determinante ha sido el cambio de conductas adoptado por hombres y mujeres, mucho más entre los homosexuales masculinos, coinciden médicos y técnicos. También intervienen las nuevas formas de relación exclusivamente dirigidas a tener encuentros sexuales surgidos de la oferta de internet.


    "Las páginas web que anuncian redes internacionales de relaciones sexuales son un foco de potenciales infecciones", afirma Casabona. "Son redes transnacionales, frecuentadas por hombres y mujeres, que establecen citas puntuales entre personas de varios países --explica Casabona--. Solo se encuentran para practicar sexo. Suele ser sin protección".


    Otro foco infeccioso citado por Casabona es el viejo turismo sexual a Tailandia y Centroamérica, que frecuentan numerosos españoles.


    En Catalunya también existe este fenómeno, explican. "Las prácticas de sexo oral, orogenital, sin preservativo son una de las principales vías de avance de la sífilis, la gonococia y el herpes genital", asegura Maria Jesús Barberá, responsable de la unidad de enfermedades de transmisión sexual de Drassanes, en Barcelona, uno de los dos únicos servicios de este tipo que existen en Catalunya. Más del 25% de los infectados que atiende el centro son hombres homosexuales, el colectivo donde más aumentan los contagios.


    Aunque estas infecciones están afectando a personas de ambos sexos, solo los hombres perciben los síntomas. Las mujeres apenas los notan, con excepción de las clamidias. Esta circunstancia limita y dificulta la detección del contagio y facilita su expansión, añade Casabona. Las consecuencias de esa ausencia de malestar son gravísimas, aseguran.


    "Pueden dar lugar al cáncer vaginal causado por el virus del papiloma --describe Casabona--. Si sufren sífilis y están embarazadas, su hijo está en riesgo de nacer con ceguera o alteraciones neurológicas". Las mujeres infectadas y no tratadas pueden desarrollar infertilidad.

    El Periodico

    No hay comentarios: