12 abril 2008

La orgía de la Última Cena, retirada

EXPOSICIÓN EN VIENA

1207940420_0

La obra más polémica del artista austriaco Alfred Hrdlicka, los Apóstoles en plena orgía homosexual, ha sido retirada de la exposición 'Religión, carne y poder', que se celebraba en el museo diocesano de Viena (Austria).

La polémica exposición, exhibida a escasos metros de la catedral de San Estefan (Viena), recoge imágenes de los Apóstoles y Jesucristo con una importante carga sexual. Las 50 pinturas, dibujos y esculturas, con una importante carga erótica, ha suscitado un intenso debate en todo el país sobre si lo que se exhibe es arte o blasfemia. Los medios austriacos ya comparan esta polémica con la que generaron en su momento las viñetas de Mahoma.

Finalmente, la muestra no ha soportado las presiones de los grupos religiosos y se ha tenido que retirar su obra más controvertida, titulada 'La última cena de Leonardo'. El propio Hrdlicka definió este aguafuerte como una "orgía homosexual". Cristo y sus discípulos se entregan a tales tareas sobre la mesa donde disfrutaron de la cena previa a la crucifixión.

"Esto no tiene nada que ver con la censura. Se ha retirado por respeto a lo sagrado", explicó el responsable de la medida, el arzobispo vienés, Christoph Schönborn, en declaraciones recogidas por el diario vienés. Esta misma semana, según AP, el prelado había emitido un comunicado desmarcándose de la muestra. "La exposición no significa que el museo de la catedral se identifique con los trabajos de Hrdlicka. (...) Así que rechazo expresamente que una imagen de esta clase fuese incluída sin mi conocimiento en la muestra".

"Creemos Hrdlicka trata de representar a la gente de un modo carnal, drástico. La gente puede imaginar lo que quiera", ha declarado el comisario de la exposición, Bernhard Böhler, al Wiener Zeitung.

Según el catálogo de la muestra, el artista se centra en la carnalidad de la religión, en "Dios como experiencia humana". Hrdlicka creó la obra detirada en 1984 como un un homenaje a otro creador polémico: el italiano Pier Paolo Pasolini. Sus particulares interpretaciones de la historia bíblica también generaron más de un enfado en la Iglesia católica.

El Mundo

No hay comentarios: