06 abril 2008

Los casos de sífilis en Baleares aumentan en más de un 100% en los últimos diez años

SE USAN MENOS MEDIDAS DE PROTECCIÓN

La mayor incidencia de sífilis se produce entre homosexuales

EUROPA PRESS

PALMA.- Los casos de sífilis registrados en Baleares entre 1997 y 2007 se han incrementado en un 124 por ciento, lo que supone que el pasado año se contabilizaron más del doble que diez años antes, al pasar de 33 personas afectadas en 1997 (4,3 por cada 100.000 habitantes) a 74 en 2007 (7,1 por cada 100.000), aumento que pdría derivarse de la relajación en la utilización de métodos anticonceptivos.

Así se desprende de datos de la Conselleria de Salud y Consumo que revelan que las islas son la segunda Comunidad Autónoma en la que se produjeron las tasas más altas de sífilis en 2007, con un total de 74 casos, pese a que esta cifra supone un descenso de diez personas infectadas respecto a las registradas en 2006.

De este modo, el archipiélago se sitúa entre las regiones donde la sífilis brotó con más fuerza el pasado año, sólo por detrás de Canarias, donde se dieron 10 casos por cada 100.000 habitantes, mientras que por detrás de las islas se encuentran Aragón (6,59 por cada 100.000, pasando de 25 a 84 casos) y Andalucía (5,59 por cada 100.000, con un total de 438 enfermos), según datos aportados por el Instituto de Salud Carlos III.

Tal y como explica la médico adjunto del Servicio de Dermatología del Hospital del Mar (Barcelona), Gemma Martí, la mayor incidencia de sífilis se produce entre homosexuales y también está relacionada con el intercambio de droga por sexo con múltiples parejas. En este sentido, manifestó que en zonas como Baleares, donde se presenta mayor turismo homosexual y se realizan más intercambios sexuales, es donde "más relajación hay y por tanto más infecciones".

Menor uso del preservativo

Martí apunta que desde 1998 se ha ido produciendo un gradual incremento de los casos debido al hecho de que los españoles se han ido confiando y por ello usan menos el preservativo. Según señaló, esta relajación se atribuye al "dramático" descenso del sida desde los setenta y los ochenta, producido por estar "mal visto" en aquella época y por miedo al contagio, de modo que la reducción de afectados por el VIH ha conducido a que la población se confíe.

"Se ha perdido el miedo y el diagnóstico de la sífilis aumenta cada semana" tras un "parón" de 15 años en los que el número de casos de esta enfermedad eran mucho menores a los actuales, advierte la doctora, señalando que en en estos momentos los pacientes con sida pueden hacer vida normal "y a ello hay que achacar esta relajación".

Asimismo, Martí remarca que la sífilis, que comenzó a brotar con fuerza en las grandes ciudades como San Francisco, Amsterdam, Barcelona, Londres y Madrid, puede costar diagnosticarla debido a su desconocimiento y a síntomas que pueden relacionarse con otras patologías.

Se trata de una enfermedad de transmisión sexual infecciosa crónica producida por la bacteria espiroqueta 'Treponema pallidum', cuyos síntomas se manifiestan en varias fases y son la aparición de llagas en los genitales, manchas en todo el cuerpo, sobre todo en plantas de manos y pies, fiebre y cansancio, aunque su tratamiento es fácil, según manifestó la doctora, quien afirmó que esta afección se cura mediante penicilina.

El Mundo

No hay comentarios: