21 abril 2008

Los gays cuya pareja murió están pendientes del Constitucional

Si las viudas de hecho lo tienen difícil, peor lo tienen los gays, lesbianas y transexuales que han intentado cobrar una pensión tras morir su pareja. Aunque algunos han ganado pleitos en primera instancia, la Seguridad Social los ha recurrido sistemáticamente. Algunos están ya sólo pendientes de presentar su caso al Tribunal Constitucional.

Es el caso de Malcolm Mahoney. Su pareja -otro hombre- murió hace nueve años, después de 25 de convivencia. "En aquella época no podíamos casarnos, y, en Madrid, ni siquiera registrarnos como pareja", dice Mahoney. Por eso cree que, igual que pasó en 1981 con las mujeres cuya pareja murió sin que se hubieran podido casar, debería tener una pensión.

El abogado del Colectivo de Lesbianas, Gays, Transexuales y Lesbianas de Madrid, Manuel Ródenas, afirma que en los últimos seis años ha recibido un centenar de consultas sobre situaciones parecidas. Ricardo de la Rosa y sus colegas del Col.lectiu de Gais i Lesbianes de Barcelona calculan que han tenido unas mil. Con la nueva regulación de las pensiones de viudedad de las parejas de hecho sus posibilidades de prosperar disminuyen. "Lo tienen fatal", dice Ródenas, quien sin embargo cree que hay posibilidades de que el Constitucional admita la relación de convivencia.

El país

No hay comentarios: